Video: se cumplen 25 años del festejo de gol más polémico de la historia del fútbol

El 3 de abril de 1999, Robbie Fowler simulaba aspirar la línea de cal y desataba el escándalo con su celebración en Anfield en un clásico entre Liverpool y Everton, como respuesta a las acusaciones de "drogadicto" de parte de los hinchas rivales.

Uno de los festejos más polémicos de la historia del fútbol mundial cumple 25 años: el 3 de abril de 1999, Robbie Fowler desató el escándalo con la celebración del primero de sus dos goles en el triunfo de su Liverpool en el clásico ante Everton por 3 a 2, al simular que aspiraba una de las líneas de cal como si fuera cocaína.

El Derby de Merseyside, como se llama al partido entre ambos equipos de la ciudad de Los Beatles, siempre da que hablar y tiene previas picantes. Bill Shankly, entrenador símbolo del club que viste de rojo en los '60 y '70, aseguró alguna vez: "Esta ciudad tiene dos grandes equipos: el Liverpool y los suplentes del Liverpool".

En los días anteriores al choque por la segunda ronda de la temporada 1998/99 de la Premier League, que se jugaría en Anfield, los hinchas de Everton hicieron bromas sobre una presunta adicción a las drogas de parte de Fowler.

El partido tuvo emoción desde el principio, con un gol tempranero de Olivier Dacourt al minuto de juego. A los 15, Fowler, declarado hincha de Everton durante su infancia, tuvo la oportunidad de empatar de penal. Tras convertir desde los doce pasos, saludó a la tribuna y luego se arrojó sobre la línea de fondo de la cancha, mientras se tapaba con una mano una de sus fosas nasales.

Robbie Fowler Liverpool 2007
Robbie Fowler compartió equipo con Javier Mascherano en Liverpool.

Robbie Fowler compartió equipo con Javier Mascherano en Liverpool.

6 minutos más tarde, el delantero volvió a marcar, y a los 82 Patrik Berger pondría el 3 a 1. A 6 del cierre, el joven Francis Jeffers descontaría para decretar el resultado final.

El director técnico de Liverpool, Gérard Houllier, intentó protegerlo esbozando una explicación que aseguraba que el jugador estaba imitando la acción de comer pasto, una tradición aprendida de su compañero de equipo Rigobert Song. Nadie pareció creerle.

Fowler desestimó esas palabras y enfrentó las consecuencias: afirmó que el festejo estaba dedicado a los hinchas rivales que lo habían acusado de "drogadicto". La Football Association lo multó con 32 mil libras y lo suspendió por cuatro partidos. El club, por su parte, lo sancionó con el pago de 60 mil libras.

Robbie Fowler festejo gol línea cal celebración Liverpool 1999
Con su celebración, Robbie Fowler entró al Olimpo de delanteros polémicos del fútbol inglés.

Con su celebración, Robbie Fowler entró al Olimpo de delanteros polémicos del fútbol inglés.

Al día siguiente de lo sucedido, el delantero emitió un comunicado para disculparse. "A pesar de que mis acciones fueron tomadas en el calor del momento inmediatamente posterior al penal, me doy cuenta de que han causado una gran ofensa y lo lamento profundamente", aseguró. "Me he sentido muy angustiado y herido durante los últimos años por las constantes acusaciones que se hacen en mi contra por consumo de drogas, que no sólo me han afectado a mí sino que también han molestado mucho a mi familia", sostuvo.

"Pero como jugador internacional y figura pública, tengo la responsabilidad y el deber de superar acusaciones tan difamatorias y acepto que mi comportamiento de ayer fue totalmente incorrecto. Nunca haría nada intencionalmente para socavar el trabajo que se está realizando para combatir el sufrimiento y los problemas sociales que el abuso de drogas trae a los consumidores y sus familias o a las campañas de concientización sobre las drogas", concluyó, para luego pedir perdón a compañeros, hinchas y rivales.

El polémico festejo de Robbie Fowler en el clásico entre Liverpool y Everton

Embed

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: