Paliza y eliminación de Golden State Warriors: el fin de un trío histórico, de una dinastía y de una era en la NBA

Todo indica que ya no veremos más juntos a Curry, Klay y Green. Y a un equipo que cambió el básquet y ganó cuatro títulos.

“Todo concluye al fin, nada puede escapar… Todo tiene un final, todo termina… Tengo que comprender no es eterna la vida, el llanto en la risa allí termina”. Esta parte de la letra del histórico tema (En el momento que estás) Presente de Vox Dei, tema central de la famosa película Tango Feroz, no puede caer mejor para el momento que vive la mejor franquicia de, al menos, la última década.

Ha sido un doloroso final de temporada para los Warriors y para un Big 3 majestuoso que quedará en la historia por haber construido una de las más grandes dinastía de la historia. El fin de una era en la NBA.

Y con una paliza, en Sacramento, con dos de los integrantes jugando un partido olvidable. Y es duro para todos en La Bahía. Porque es apenas la tercera eliminación de este trío, una menos que los anillos de campeón que tiene (4)… Para tomar dimensión, basta un dato hasta 2022: Golden Statehabía ganado las 17 series de playoffs en las que Steph Curry Curry, Klay Thompson y Draymond Green habían sido titulares en cada partido. Una locura.

golden state
Un doloroso final de temporada para los Warriors.

Un doloroso final de temporada para los Warriors.

Pero tal vez, si lo pensamos en frío, sea el final que se venía gestando. El brillante Big de los Warriors, ganador de 4 títulos y determinante en el cambio del juego que vemos hoy, estaba desgastado.

Especialmente dos de sus tres integrantes. A los 34 años, Klay ya no es el mismo, pese a flashes de lo que fue -uno de los mejores tiradores de la historia-, está claro que las durísimas lesiones de los últimos años le han pasado factura.

Y Draymond Green, el obrero de lujo de este equipo, estaba cada día más descontrolado, violento, desenfocado... Sus repetidos actos alocados quitaban mucho más de lo que daba en la cancha. Los cambios esperados en su personalidad no llegan a los 34, ya lucen como parte de una utopía…

Tampoco Steve Kerr, el gran coach de las últimas décadas, parece ser el mismo de antes, tomando alguna decisiones cuestionables, dentro y fuera del campo, siempre para intentando mantener la base intacta, pese a las señales que le indicaban ir en otra dirección.

Steph Curry sigue tirando del carro, aunque demasiado solo. A los 36 años, sigue siendo el descomunal jugador que modificó cómo conocemos el juego, con un altísimo nivel que le permitió promediar 26.4 puntos, 40.8% triples, 5.1 asistencias y 4.6 rebotes. La misma vigencia de LeBron, las caras de la NBA en estos 15 años.

Curry Warriors
"Yo los amo, pero no vamos a jugar juntos para siempre”, resumió Steph Curry.

"Yo los amo, pero no vamos a jugar juntos para siempre”, resumió Steph Curry.

Pero, claro, no alcanza en este Salvaje Oeste de la NBA. Los recambios, salvo momentos, como en el título del 2022, no han podido sostenerse como jugadores de elite y el equipo tuvo una temporada muy irregular, con una marca de 46-36 que sólo le permitió terminar décimo y llegar a esta instancia de Play-In. Debía ganar dos juegos para meterse en el cuadro principal de playoffs, pero Sacramento lo sacó en el primer cruce.

Todo llega a su fin, pese a la inquebrantable voluntad de toda la franquicia y su entrenador por mantener juntas a las tres estrellas. A Klay se le vence el contrato y Green luce más de salida.

“¿Si seguiremos juntos? Yo los amo, pero no vamos a jugar juntos para siempre. Sólo quiero ganar. Yo y ellos”, resumió Curry en conferencia de prensa.

Está claro: hay olor a fin de una era en la NBA.

DEJA TU COMENTARIO: