Ley de Identidad de Género: el derecho a elegir como ser llamados y nombrados socialmente

La Ley 26.743 se sancionó el 9 de mayo de 2012 para reconocer el derecho de las personas a ser inscriptas en su DNI acorde con su identidad de género.

La Ley de Identidad de Género, N° 26.743, sancionada el 9 de mayo de 2012, es una lucha colectiva para construir una sociedad con más derechos. A partir de ella, 4.300 personas cambiar su DNI y su identidad de acuerdo a su percepción personal.

En estos años, más de 4.300 personas se inscribieron de acuerdo a la identidad que eligieron. Entre los testimonios de lucha, destacaron: "Es felicidad, es lo mejor que me pasó en la vida", "Cuando aprobaron la ley me puse a llorar directamente".

El activista trans no binarie Sasa Testa aseguró en diálogo con C5N: "Para mí, la ley de identidad de género es un hito, vino a reconocer un derecho humano trascendental como es la identidad y teniendo en cuenta la lucha de las Madres y las Abuelas de Plaza de Mayo... Nos posibilitó tener nuestro DNI conforme nosotrxs queremos ser llamadxs y nombradxs en la sociedad".

La norma estableció el derecho de toda persona al reconocimiento de su identidad de género, el libre desarrollo de su persona conforme a su identidad de género y a ser identificada de ese modo en los instrumentos que acreditan su identidad.

La expresidenta Cristina Kirchner celebró esta ley y destacó: "Me decía una de las compañeras que recibió el documento que 'antes nos llevaban presas y ahora nos dan un documento de identidad'".

Para las personas que viven una transición les permitió acceder al cambio de identidad registral a través de un simple trámite administrativo, sin necesidad de acreditar pericias médicas, intervenciones quirúrgicas o tratamientos hormonales.

40 años de democracia: 40 leyes, 40 derechos

Estamos transitando uno de los aniversarios más importantes en la historia del país: los 40 años desde las elecciones que dieron inicio al proceso democrático ininterrumpido más largo desde que la Argentina elige a sus autoridades por el voto universal.

Tras la última dictadura cívica militar, las elecciones que consagraron la restauración democrática en 1983 pusieron fin a un largo periodo de autoritarismo y violencia y reabrieron las puertas a los derechos civiles.

Aunque por las urgencias de los tiempos quizás no podamos advertirlo en el día a día, en estas cuatro décadas los avances logrados en la búsqueda de mayores derechos para cada uno de nosotros son enormes: están palpables en cada una de las nuevas ideas, proyectos y leyes que mejoraron la vida cotidiana de todos los argentinos.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: