Sorpresa: explican que un mito "saludable" para el celular en realidad no beneficia a la batería

Según especialistas, uno de los trucos para ahorrar batería más utilizado en realidad no funciona como se creía.

Las personas utilizan los celulares todo el tiempo, lo que ocasiona que la batería se gaste rápidamente, para lo cual hay diversas maneras de ahorrar su consumo. Sin embargo, recientemente se dio a conocer que una de estas prácticas en realidad perjudica al dispositivo móvil.

Hace un tiempo atrás se aseguraba que cerrar todas las aplicaciones abiertas, aquellas que están en segundo plano, mejoraba el rendimiento del dispositivo y reducía el consumo de la batería, pero ahora esto está en duda.

Con simples movimientos en el celular táctil, desaparecían todas las app o con un simple botón de “cerrar todo” se solucionaba el problema y se creía que la batería duraría mucho más tiempo. Para sorpresa de los usuarios esto no es así.

PERSONA CON CELULAR

Qué se dijo sobre cerrar las apps en segundo plano en el celular

Esta creencia generalizada se deba a una incorrecta traslación de lo que ocurre en las computadoras. Por lo general, en esos dispositivos sí se advierten mermas de rendimiento cuando hay muchos softwares abiertos, consumiendo recursos al unísono. Es clave saber que los sistemas operativos de escritorio y los móviles no funcionan del mismo modo.

Craig Federighi es el vicepresidente de ingeniería en la compañía que comercializa los iPhone y fue uno de los referentes de la industria que desmintió este mito de la telefonía móvil.

Según explicó a un cliente que consultó si cerrar las aplicaciones en background mejora el desempeño del teléfono, las herramientas en segundo plano están prácticamente congeladas. Esto hace que el smartphone muestre una captura de pantalla como si estuviesen activas, reanudando el funcionamiento cuando el dedo toca el recuadro.

En ese sentido, el ingeniero de Apple señaló que el impacto de este hábito digital en la duración de la batería es insignificante. De hecho, la acción de cerrarlas podría consumir más energía que simplemente dejarlas donde están.

Celular
Lo más preocupante es que algunas de estas aplicaciones se disfrazan como plataformas de mensajería legítimas

Lo más preocupante es que algunas de estas aplicaciones se disfrazan como plataformas de mensajería legítimas

Federighi también aclaró qué ocurre con el rendimiento general del teléfono, explicando que notó que iOS (el sistema operativo del iPhone) administra la memoria RAM en forma predeterminada, sin la necesidad de que el usuario interfiera y realice optimizaciones por cuenta propia. En otras palabras, cerrar las aplicaciones no mejora nada.

Por el contrario, sí es conveniente desactivar la actualización de la aplicación en segundo plano, una acción que es diferente a forzar el cierre de las herramientas. Al hacerlo, se evita que los programas trabajen en el backgroung con descargas e instalaciones, procesos que sí afectan el rendimiento del dispositivo.

DEJA TU COMENTARIO: