Vendieron la casa de los padres de Diego Maradona: cuánto salió y qué destino tendrá

La transacción de la propiedad ubicada en Villa Devoto fue aceptada por todos los herederos y será entregada en las próximas semanas al comprador.

La casa histórica de los padres de Diego Maradona, ubicado en el barrio porteño de Villa Devoto, finalmente se vendió por una cifra millonaria y tendrá un destino bastante particular.

La operación inmobiliaria se hizo por un monto millonario y será entregada en las próximas semanas al comprador.



El periodista Juan Etchegoyen confirmó que la venta “es un hecho” y se cerró en 900 mil dólares. “En un momento se especuló que iba a ser vendida por mucho menos, pero ese es el número, una venta millonaria si vemos los números de hoy en la Argentina”, comentó.

La venta se llevó a cabo con el aval de todos los herederos del exfutbolista y en el lugar se construirá un hotel sobre el astro argentino.

Casa Maradona

Por su parte, el abogado, Mario Baudry y pareja de Verónica Ojeda explicó que el comprador que “dejó una seña y ya firmaron los cinco herederos”. “Lo único que se está esperando es la escritura, Verónica Ojeda fue la última en prestar conformidad, al comprador lo trajo Sebastián Baglietto que tiene relación con Claudia y es el administrador de la sucesión”, agregó Baudry en diálogo con el periodista.

“Está firmado por todos, todavía no se ha cobrado nada y se está esperando firmar la escritura, es un tema privado y nos comunicaron que querían hacer un hotel temático de Diego, era preservar la memoria de Diego mantener la casa como estaba, hacerle arreglos, hacerle más habitaciones, pero todo va a quedar cómo está y estuvimos todos de acuerdo, se vendió por un inversor privado”, detalló.

La casa de los padres de Diego Maradona en Villa Devoto

La icónica casa fue la que el exentrenador de la Selección argentina le regaló a sus padres, Doña Tota y Don Diego, en los 80, está ubicada en la calle Cantillo 4451 en Villa Devoto.

Desde la muerte de sus padres, la propiedad estuvo al cuidado de sus hermanas y solamente la usaban para reunirse en cumpleaños, eventos especiales o para usar la pileta en verano.

La propiedad sufrió un incendio que la liquidó en 2014. “No quedó nada”, dijeron desde el entorno del Diez en aquel entonces. El inmueble tenía piezas que podían ser auténticas de un museo, como una mesa que doña Tota le había pedido a Maradona y que “valía una fortuna”.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: