Con eje en la reforma laboral, el Gobierno le advirtió a la CGT que no homologarán paritarias por encima de la inflación

El primer encuentro oficial de la administración de La Libertad Avanza con la central obrera duró dos horas y media. Hablaron sobre el nuevo proyecto de Ley Ómnibus, la reforma laboral, la homologación de convenios y las futuras negociaciones paritarias. Sigue activa la posibilidad de otro paro general.

Con la reforma laboral en el centro de la agenda, el Gobierno mantuvo esta tarde una reunión en Casa Rosada con los principales referentes de la Confederación General del Trabajo (CGT), a la que le advirtieron que no homologarán paritarias por encima de la inflación.

Se trató del primer encuentro oficial de la administración de La Libertad Avanza con la central obrera y se realizó en medio de un clima de tensión, debido a que la cúpula sindical tiene previsto debatir este jueves la chance de llevar a cabo otro paro general de 24 horas.

La reunión comenzó con el ministro de Interior, Guillermo Francos, presente, pero luego se retiró y quedaron el jefe de Gabinete, Nicolás Posse; el secretario de Trabajo, Julio Cordero; y el secretario de Interior, Lisandro Catalán.

Por el lado de la CGT participaron el secretario general de Camioneros, Hugo Moyano; de Sanidad, Héctor Daer; de los empleados de estaciones de servicio, Carlos Acuña; y las autoridades de los gremios de la construcción, Gerardo Martínez; de la Unión de Personal Civil de la Nación (UPCN), Andrés Rodríguez; de los Seguros, Jorge Sola, y de Obras Sanitarias, José Luis Lingeri.

También estuvieron Marina Jaureguiberry (SADOP); Cristian Jerónimo (Empleados del Vidrio); Susana Benítez (SATSAID) y Oscar Rojas (Maestranza). El que no asistió a la reunión es Pablo Moyano, secretario general adjunto de Camioneros, quien se encuentra en permanente tensión por el Gobierno frente a la decisión del Poder Ejecutivo de no homologar el acuerdo alcanzado por el gremio en paritarias.

De qué se habló en la reunión entre el Gobierno y la CGT

En el encuentro, los dirigentes gremiales se interiorizaron sobre el nuevo proyecto de Ley Ómnibus y la eventual propuesta de reforma laboral que está elaborando un grupo de diputados de la UCR, entre ellos, los legisladores Karina Banfi, Carla Carrizo y Fabio Quetglas, y que cuenta también con el apoyo de los bloques dialoguistas en el parlamento.

Los referentes de la central obrera valoraron que el Gobierno tenga diálogo y dieron luz verde para "una reforma laboral light, que no afecte los intereses de los trabajadores", informaron fuentes de Casa Rosada. Sin embargo, "esto no aleja la posibilidad de que mañana la CGT, que tiene plenario, convoque a una medida de fuerza", señaló el periodista Gustavo Sylvestre aseguró en Minuto Uno.

Los sindicalistas plantearon algunas objeciones sobre algunos temas conflictivos de la reforma, que toma como base las modificaciones que ya incluía el DNU 70/2023 en esa materia. Uno de esos temas tiene que ver con la ultra-actividad de los convenios colectivos, un principio que obliga a mantener su vigencia hasta no negociar uno nuevo.

Otro de los puntos calientes en la negociación con la CGT está vinculado a la limitación de las cuotas solidarias, uno de los instrumentos más importantes que tienen los sindicatos para financiarse a través de descuentos compulsivos de una suma pactada en los convenios colectivos de trabajo. Este elemento es uno de los que más interés reviste en los gremialistas, porque afecta directamente a los ingresos de los sindicatos. El Ejecutivo había propuesto que dicho descuento debía contar con el "consentimiento" del trabajador para llevarse a cabo.

También dialogaron sobre la homologación de convenios y las futuras negociaciones paritarias. Si bien hasta el momento no hubo ninguna comunicación oficial por parte de la CGT, el Gobierno les comunicó a los sindicalistas que no van a homologar paritarias superiores a la inflación.

Fuentes de Casa Rosada señalaron que este jueves la Secretaría de Trabajo va a convocar al gremio para rediscutir los componentes de este 25% de aumento acordado.

“Junto al jefe de gabinete y el secretario de Trabajo mantuvimos un encuentro con los secretarios generales de la CGT y dirigentes de múltiples entidades gremiales. En línea con las reuniones mantenidas con legisladores, gobernadores y dirigentes, seguimos dialogando con todos los sectores y trabajando para la construcción de consensos que nos permitan llevar adelante las reformas que necesita la Argentina”, señaló Francos a través de un comunicado que difundió el Gobierno.

El paro general no fue uno de los temas principales del encuentro y no existieron advertencias en ese sentido. En tanto, el momento de las definiciones con relación a las medidas de fuerza llegará este jueves, cuando la CGT defina si convoca a un nuevo paro general en su Consejo Directivo.

La relación entre el Poder Ejecutivo y la CGT se tensó no sólo tras la fuerte devaluación de diciembre, sino también por la implementación del DNU, que tocó fibras sensibles en los sindicatos como las contribuciones y aportes obligatorios, más la mencionada reforma laboral.

La reunión de la CGT con senadores de Unión por la Patria

En la previa a la reunión con el Gobierno, la CGT recibió a senadores de Unión por la Patria y presentó un documento que asegura perseguir el objetivo de alcanzar "un país con desarrollo, producción y trabajo", llamado Agenda para un Nuevo Contrato Social.

El documento presentado por la CGT cuenta como puntos principales el trabajo, transporte, sistema financiero, comercio exterior e interior, combate a la pobreza e indigencia y la educación, salud, política industrial, seguridad social, política internacional, defensa nacional, política energética, protección del medio ambiente, reforma tributaria, coparticipación federal, seguridad y la vivienda.

CGT

En tanto, en una publicación en su cuenta de la red social X (ex Twitter), la central obrera manifestó que en el encuentro con senadores de Unión por la Patria "el bloque ratificó su compromiso de no votar ningún proyecto en contra de los trabajadores".

En tal sentido, destacó el vínculo con el bloque ya que señaló que "se ponderó la articulación entre el bloque y la central obrera, y se llamó a fortalecer esa alianza en el tiempo".

La movilización convocada por la CGT para el 1° de mayo

La mesa chica de la Confederación General de los Trabajadores (CGT) se reunió el miércoles para debatir acerca de la difícil situación socioeconómica del país y ultimar los detalles de un posible nuevo paro general contra el gobierno de Javier Milei,

Al término del encuentro, el cotitular de la CGT Héctor Daer contó que el próximo jueves 11 se reunirá el consejo directivo de la central obrera donde se analizará la nueva Ley Ómnibus que enviará el Ejecutivo al Congreso y se discutirá sobre el plan de lucha a seguir contra el plan de ajuste del Gobierno.

"Es una decisión que va a tomar el consejo directivo, seguramente vamos a tener el proyecto de ley del Poder Ejecutivo y en base a eso y a todas las circunstancias que son de público conocimiento vamos a tomar una medida que no va a ser la única. No descartamos ni paro ni movilización", indicó el dirigente sindical en una rueda de prensa.

Héctor Daer - CGT
La advertencia a los diputados que quieran dialogar por la Ley Ómnibus.

La advertencia a los diputados que quieran dialogar por la Ley Ómnibus.

"Son muchos los frentes que hay que atender. Hay que seguir trabajando en la derogación del DNU en la Cámara de Diputados, hay que fortalecer las alianzas en el Senado, hay que parar el ajuste desmedido que está llevando a esta situación tan crítica y de caída de consumo que tiene un espiral descendente de la económica que va a tener consecuencias severas sobre todos los sectores", señaló Daer minutos después en comunicación con Argenzuela con C5N.

"Va a haber una movilización muy grande el primero de mayo pero antes van a haber acciones que también se van a llevar a ser definidas ahora", anticipó.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: