Una corte internacional pidió la detención de Benjamin Netanyahu

El fiscal de la Corte Penal Internacional, Karim Khan, solicitó órdenes de detención contra el premier israelí por crímenes de guerra y contra la humanidad por la situación en Palestina. El pedido también involucra al ministro de Defensa, Yoav Gallant.

La fiscalía de la Corte Penal Internacional (CPI) anunció este lunes que pidió órdenes de detención contra el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu y su ministro de Defensa, Yoav Gallant, por presuntos crímenes de guerra cometidos durante la ofensiva israelí en la Franja de Gaza.

También tomó la misma medida respecto a tres dirigentes de Hamás: Yahya Sinwar, Mohamed Al-Masri e Ismail Haniyeh. Según la oficina del fiscal Karim Khan, se sospecha que los cinco tienen responsabilidad penal por presuntos crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad cometidos en Israel o Gaza.

El fiscal detalló a CNN que los cargos contra los líderes de Hamás incluyen "exterminio, asesinato, toma de rehenes, violación y agresión sexual durante la detención", mientras que en el caso de Netanyahu y Gallant son por "causar exterminio, causar inanición como método de guerra, incluida la denegación de suministros de ayuda humanitaria, y atacar deliberadamente a civiles en conflicto".

"Sostenemos que los crímenes de lesa humanidad acusados se cometieron como parte de un ataque generalizado y sistemático contra la población civil palestina de conformidad con la política del Estado. Estos crímenes, en nuestra opinión, continúan hasta el día de hoy", sostuvo en un comunicado.

Añadió que "las pruebas que hemos recopilado, incluidas entrevistas con supervivientes y testigos presenciales, material de video, fotografías y audio autenticados, imágenes de satélite y declaraciones del grupo presunto perpetrador, muestran que Israel ha privado intencional y sistemáticamente a la población civil en todas partes de Gaza de objetos indispensables para la supervivencia humana".

Embed

"Debemos demostrar colectivamente que el derecho internacional humanitario (...) se aplica a todas las personas y se aplica por igual en todas las situaciones abordadas por mi Oficina y la Corte. Así demostraremos, de manera tangible, que la vida de todos los seres humanos tiene el mismo valor", concluyó.

Ahora los jueces de instrucción del tribunal deberán determinar si existen pruebas suficientes para dictar las órdenes de detención. Un alto cargo de Hamás protestó contra la decisión de la CPI y aseguró a Reuters que "equipara a la víctima con el verdugo".

El mismo argumento, aunque a la inversa, sostuvo el ministro de Exteriores israelí, Israel Katz, quien consideró que la petición es "escandalosa" porque equipara la ofensiva israelí con el ataque de Hamás del 7 de octubre en el que murieron unas 1.200 personas.

Khan aclaró que los funcionarios israelíes "son libres, a pesar de sus objeciones a la jurisdicción, de plantear una impugnación ante los jueces del tribunal y eso es lo que les aconsejo que hagan". Aunque Israel no es un estado miembro de la CPI, el organismo afirma tener jurisdicción sobre Gaza desde 2015, cuando los líderes palestinos aceptaron quedar vinculados por los principios del tribunal.

DEJA TU COMENTARIO: