Inglaterra: una familia halló restos fósiles de un gigantesco reptil marino

Una niña y su padre encontraron el resto oseo en una playa y los investigadores creen que se trata de un Ictiiosaurio.

Una mandíbula fósil fue hallada por una niña británica y su padre en una playa del condado de Somerset, Inglaterra. Los arqueólogos británicos aseguraron que pertenecería a un gigantesco reptil marino llamado Ictiosaurio, que vivió hace 202 millones de años y sería uno de los animales más grandes que existieron en la Tierra.

Los investigadores aseguraron que el hueso se llama surangular. Además, estimaron que la criatura del Período Triásico, a la que llamaron Ichthyotitan severnensis, medía entre 22 y 26 metros de largo.

En tal sentido, lo convertiría en el reptil marino más grande conocido y podría ser comparado con algunas de las mayores ballenas barbadas vivas en la actualidad: la ballena azul, considerada el animal más grande del planeta, puede alcanzar unos 30 metros de longitud.

Restos hallados
Así sería el Ictiosaurio, que habitó en la Tierra.

Así sería el Ictiosaurio, que habitó en la Tierra.

Los ictiosaurios, que evolucionaron a partir de antepasados terrestres y prosperaron durante unos 160 millones de años antes de desaparecer hace unos 90 millones de años, tenían diversos tamaños y formas, se alimentaban de peces, parientes de los calamares y otros reptiles marinos, y daban a luz crías vivas.

Cómo fue el hallazgo en la costa de Somerset

Ruby Reynolds y su padre Justin Reynolds encontraron la pieza ósea en Blue Anchor, Somerset. Estaba buscando fósiles en la playa con su padre cuando divisaron un trozo del surangular.

Ruby siguió buscando en la zona y encontró una segunda pieza -mucho más grande que la primera- parcialmente enterrada en un talud de barro. Posteriormente se pusieron en contacto con Lomax, un experto en ictiosaurios, y se desenterraron otras secciones del hueso.

El papel de Ruby Reynolds en el descubrimiento ha dado lugar a comparaciones con Mary Anning, la cazadora de fósiles y anatomista británica del siglo XIX que, entre otras cosas, descubrió fósiles de ictiosaurios cuando tenía 12 años.

DEJA TU COMENTARIO: