8 de noviembre 2021 - 06:42

Seis escapadas a menos de dos horas de Buenos Aires

Un paseo por la ribera del río, visitas a edificios coloniales o un fin de semana de pesca. Te mostramos cuáles son las mejores seis escapadas para pasar el día a pocos kilómetros de la ciudad.

A menos de dos horas de Buenos Aires, hay muchísimos pueblos cargados de historia y atractivos para visitar. Tours gastronómicos, paseos por el río, edificios coloniales, jornadas de pesca y actividades deportivas, entre otros, son algunos de los atractivos de los pueblos bonaerenses. Todo, a un rato de la capital.

San Andrés de Giles

Está ubicada a 103 kilómetros de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y se puede acceder en auto por la Ruta Nacional 7 y la Ruta Provincial 41. San Andrés de Giles tiene una plaza central muy bien cuidada y edificios históricos, como la Iglesia San Andrés Apóstol y el Palacio Municipal.

Un lugar ideal para visitar es la Estancia La Merced o Posta de Figueroa, un sitio cargado de historia, ya que en sus salas fue suscrita la “Carta de la Hacienda de Figueroa”, escrita por Juan Manuel de Rosas para Facundo Quiroga.

Capilla del Señor

Fue el primer pueblo en ser declarado de interés histórico nacional y se puede acceder en auto por la Panamericana Ramal Pilar hasta el kilómetro 69 de la Ruta Nacional 8 y luego tomar la Ruta Provincial 39. En transporte público se puede llegar con el tren ramal Mitre combinado con el ramal a Capilla del Señor, o en el colectivo 57 desde Plaza Italia.

Las construcciones más destacadas son la Posada del Palomar, una de las más antiguas, el Templo Parroquial y la pulpería Los Ombúes, un histórico almacén. También está el Museo de Periodismo Bonaerense, donde se exhiben máquinas de escribir antiguas y prensas que se usaban para imprimir los periódicos de la época.

San Pedro

Un pueblo con mucha vegetación que se puede recorrer a pie o en bici. Sus barrancas y la costa del Río Paraná se combinan con los edificios antiguos que se encuentran en el casco histórico. San Pedro es un destino ideal para pescadores. Para llegar es necesario tomar la Ruta Nacional 9 durante 164 kilómetros desde Buenos Aires.

No pueden dejar de visitar el Palacio Municipal, un edificio de estilo colonial neoclásico que data de 1888, y la Iglesia Nuestra Señora del Socorro, diseñada por el ingeniero Francisco Pinaroli, el mismo que diseñó el Teatro Colón.

San Antonio de Areco

A 120 kilómetros de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, se encuentra este pueblo que combina historia, campo y tradición gauchesca. Para llegar en auto hay que tomar la Ruta Nacional 8. También se puede llegar en colectivo desde Retiro.

Se puede recorrer la Ribera de Areco, donde hay puestos de artesanías y antigüedades, como también varios restaurantes y casas de campo. En la Plaza Arellano se encuentran los edificios más importantes, como la Comisaría, el Registro Civil, la Parroquia San Antonio de Padua y la Municipalidad.

Chascomús

Con su laguna característica, Chascomús es otra de las opciones para llegar desde Buenos Aires en menos de dos horas. Son 120 kilómetros a través de la Ruta Provincial 2. Su costanera es un lugar ideal para hacer ejercicio, como también un buen sitio para tomar algo en los bares.

En la “escalinata” de la laguna suelen juntarse jóvenes a hacer música y pasar el día. Es también un lugar preferencial para pasar un día de pesca. En una de sus orillas se encuentra un monumento diseñado por Clorindo Testa, en conmemoración de los 25 años de la recuperación de la democracia.

San Miguel del Monte

Otro de los pueblos con una gran laguna es San Miguel del Monte. A solo 110 kilómetros de Buenos Aires, se puede llegar en auto por la autopista Ezeiza-Cañuelas, en combinación con la Ruta Nacional 3. En su laguna de 740 hectáreas se practican deportes náuticos como windsurf y jet ski, y también es lugar de reunión de pescadores y acampantes.

Además, es una de las ciudades coloniales más antiguas de la provincia de Buenos Aires. Aún se preservan lugares de importancia histórica de la época colonial, muchas de ellas relacionadas a Juan Manuel de Rosas, quien supo ser dueño de varias estancias.

DEJA TU COMENTARIO: