Cuáles son los 3 motivos por los que es mejor comer pescados chicos según un estudio de Harvard

Expertos de Harvard desarrollaron un estudio y llegaron a la conclusión que el consumo de pescados chicos es mejor que el del pescados grandes y la carne de res.

Bien se sabe que el consumo de pescado aporta una infinidad de nutrientes al cuerpo humano, incluso muchos de esos análisis han demostrado que consumir esta carne es más beneficiosa para la digestión, entre otras. Teniendo en cuenta también que en el último tiempo se ha creado conciencia y se han modificado los hábitos alimenticios, expertos de la universidad de Harvard explican tres razones por la cual es mejor consumir pescados chicos.

Los expertos de Harvard que estuvieron al frente del estudio, sostienen que esta clase de pescados son fuentes de proteínas mejores que la carne de res, porque representan una menor incidencia de riesgo de enfermedades cardíacas, diabetes y cáncer.

Christopher Golden, profesor asistente de nutrición y salud planetaria en la Escuela de Salud Pública TH Chan de Harvard, indica que “es mucho mejor para la salud y el medio ambiente, reemplazar las fuentes de alimentos terrestres, especialmente la carne roja, con fuentes de alimentos acuáticos”.

Qué razones tiene Harvard para recomendar comer pescados chicos

harvard
Ventajas de los pescados chicos.

Ventajas de los pescados chicos.

Fuentes de proteínas

Los peces pequeños como las anchoas, el arenque, la caballa y las sardinas son grandes fuentes de proteínas. Además, aportan micronutrientes como hierro, zinc y vitamina B 12 y ácidos grasos omega-3 saludables para el corazón. Al mismo tiempo, son una fuente de calcio y vitamina D, sobre todo cuando se come el pescado entero, incluidas las espinas diminutas.

Su consumo permite aliviar la inflamación en el cuerpo y promover un mejor equilibrio de lípidos sanguíneos.

Menos carga de mercurio

De acuerdo a diferentes estudios, es probable que los peces pequeños contengan contaminantes como mercurio y bifenilos policlorados (PCB), en comparación con especies grandes como el atún y el pez espada. Además, expertos sostienen que los peces grandes se alimentan de peces más pequeños, lo que concentra las toxinas.

Son mejores para el medio ambiente

El consumo de peces pequeños se considera más respetuosos para el medio ambiente, que emplearlos para fabricar harinas y alimentar a otros animales como el salmón, el cerdo y las aves de piscifactoría.

Para alimentar el ganado y otros animales terrestres de consumo se utilizan cereales, lo que implica una inversión de recursos como tierra, agua, pesticidas y energía para producirlos.

DEJA TU COMENTARIO: