Por cada $1.000 de quita de subsidios, el gas sube $1350 en el interior y $1300 en CABA

El Instituto Argentino del Análisis Fiscal (IARAF) realizó un estudio que pretende evaluar la carga tributaria. Sugiere que se obtiene una recaudación extra para que el impacto sea menor en la factura de los consumidores.

Por cada $1.000 de quita de subsidios, el gas sube $1350 en el interior y $1300 en CABA. Así lo demostró un análisis del Instituto Argentino del Análisis Fiscal (IARAF).

Según el relevamiento, se comprobó que el impacto final neto en las arcas nacionales, provinciales y municipales de una reducción de subsidios al servicio de gas natural residencial es mayor al de una mera reducción de gasto público nacional.

En el interior del país, por cada $1000 reducción de subsidios, la Nación reduce su gasto en $1000 y obtiene ingresos extras por $146, las provincias obtienen ingresos extras por $183 y los municipios por $21. Es decir, por cada $1.000 de reducción de subsidios, el consumidor final ve reflejado un incremento de $1.350 en su factura en el interior del país.

Por su parte, en CABA, Nación obtiene ingresos extras por $146 y la Ciudad por $157.

Entonces, según el análisis, se genera la posibilidad de que los distintos niveles de gobierno ofrezcan reducciones de carga tributaria o exenciones, de manera tal que sus ingresos mantengan el nivel previo a la reducción de subsidios y que el impacto del incremento del costo del servicio sea menor para el consumidor final.

En nuestro país, la prestación del servicio de gas natural residencial está sujeta a la imposición de tributos directos e indirectos por parte de los tres niveles de gobierno: nacional, provincial y municipal. También, el gobierno nacional mantiene un subsidio que reduce el valor neto del servicio al usuario final.

El principal objetivo de esta investigación es calcular el impacto de la reducción de subsidios tanto en el valor final de las facturas del usuario como en las arcas nacionales, provinciales y municipales.

Utilizando la información provista por el informe anterior, acerca de la carga tributaria indirecta que ejercen los tres niveles de gobierno en el servicio, es posible obtener una medida de la recaudación extra que obtendría el sector público debido al incremento del valor neto del servicio. Es decir, al reducir subsidios e incrementar el valor neto, se produce un efecto de "segunda vuelta" que genera mayor recaudación.

Análisis IARAF
Los subsidios pretenden que el impacto sea menor en la factura de los consumidores.

Los subsidios pretenden que el impacto sea menor en la factura de los consumidores.

En la primera parte del análisis se presenta y se analiza la incidencia de cada tributo indirecto en el valor neto de cada factura. En tanto, en la segunda parte se tratan los ingresos extras que recibiría el sector público y el impacto neto en las arcas nacionales.

Además, se tendrán en cuenta dos casos, uno correspondiente al interior del país, el cual tributa en tres niveles de gobierno, y otro teniendo en cuenta C.A.B.A, en donde solo se tributa en dos niveles de gobierno.

Es importante recordar que, la carga tributaria indirecta se caracteriza por recaer sobre el precio de un bien y servicio, penalizando a través de su encarecimiento relativo su consumo.

Desde el Instituto Argentino del Análisis Fiscal (IARAF) apuntaron que llevar a cabo esta investigación se utilizaron facturas disponibles tanto de la Capital Federal como de ciudades del interior. En el caso de estas últimas, se seleccionó una factura modelo. Además, los tributos identificados pertenecen al relevamiento efectuado en el Vademécum tributario 2023.

24-04-21 Quita de subsidios al gas e incremento de recaudación (1).pdf

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: