Llegó la crisis a la industria automotriz: ya hay plantas con producción paralizada

El arranque del año viene siendo dispar para la industria automotriz en nuestro país. Mientras algunas marcas trabajan con normalidad, la incertidumbre comienza a aflorar en otras compañías.

El arranque del año viene siendo dispar para la industria automotriz en nuestro país. Generalmente, los primeros días del año se suelen hacer “paradas de planta”, esto significa que se dejan de producir vehículos y se revisa la maquinaria en su totalidad, realizando el mantenimiento correspondiente. Luego de esa instancia, se retoma la actividad. Pero este año la situación no viene siendo la misma dentro del sector. Sabemos que Argentina es un polo automotriz de referencia, el segundo en la región después de Brasil y una industria importante si hablamos en materia de exportación, considerando en promedio que 7 de cada 10 vehículos producidos en nuestro país se envían a otros mercados.

Transcurrido el primer mes del año, se viven distintas realidades en las plantas industriales de producción de vehículos en nuestro país. En algunos casos se arrancó con la producción al ritmo normal, la planta de Toyota en Zárate tuvo 15 días de parada técnica por mantenimiento en enero y luego retomó su ritmo normal de producción, fabricando la pick-up mediana Hilux y el suv SW4.

Stellantis corrió la misma suerte, tanto en Córdoba (Fiat Cronos) cómo en Buenos Aires (Peugeot 208), retomaron su habitual ritmo de producción la segunda semana de enero.

En el rubro pesados, Scania en Tucumán tiene su plan operativo en funcionamiento desde el 22 de enero, contemplando que en dicha planta se producen partes del camión que luego se exportan.

Por el lado de Mercedes-Benz, la marca alemana retomó su actividad productiva en Virrey del Pino el pasado 29 de enero con la producción de la Sprinter, los camiones Accelo, Atego y chasis de buses.

Por último, Ford reanudó la producción de la Ford Ranger en su planta de Pacheco la tercera semana de enero, sin ningún tipo de demora.

planta-produccion.jpg

Las plantas con inconvenientes

En un principio, son tres las plantas productivas que presentan inconvenientes. Renault-Nissan en Córdoba, Volkswagen en Buenos Aires y Chevrolet en la provincia de Santa Fe.

El caso de Renault es parcial, ya que días atrás se puso en marcha la planta de Santa Isabel, pero a los pocos días paró la línea de producción de las pick-ups medianas Alaskan y la Nissan Frontier por falta de insumos, vinculado con las dificultades para realizar pagos a proveedores en el exterior. La línea de vehículos (Kangoo, Sandero, Stepway y Logan) se encuentra operativa.

En tanto, Volkswagen tiene fecha de reinicio de producción la primera semana de marzo, también por el problema de la deuda con proveedores del exterior.

Y por último, la planta con futuro más incierto al día de hoy es la de Chevrolet en General Alvear, dónde se produce el SUV Tracker, que se encuentra cerrada por el mismo motivo y General Motors Argentina informó que recién la semana próxima habrá novedades sobre el asunto.

De esta manera, la industria automotriz vive horas de incertidumbre en Argentina, buscando una solución a los problemas existentes y así retomar sus ritmos de producción habituales.

DEJA TU COMENTARIO: