El nuevo sistema de Volvo para que los autos "no choquen más"

Así lo afirmó Jim Rowan, CEO de la empresa, en la presentación de LiDAR, un nuevo equipamiento de seguridad al que la marca define como "un escudo invisible" para el vehículo.

No es novedad que identifiquemos a la marca sueca Volvo cómo una de las "más seguras del mundo". Desde la inclusión del cinturón de seguridad de tres puntos en sus vehículos, a finales de la década del 50, hasta la actualidad, dónde toda la gama de vehículos se caracteriza por evolucionar constantemente en cuánto a las características que equipan, llegó el turno de pensar en un vehículo que incorpore mayor tecnología para evitar el choque, el principal objetivo de la marca.

En esta oportunidad, Volvo realizó el Avant Premiere del EX90, un SUV 100% eléctrico que se comenzará a vender hacia fines de este año y que incorpora ocho cámaras, cinco radares, 16 sensores ultrasónicos y un sensor LiDAR de última generación.



LiDAR, que significa Detección y alcance de luces (Light Detection and Ranging), es un método de detección que utiliza luces en forma de láser pulsado para identificar cruce de peatones con alta precisión y fidelidad.

Es capaz de detectar peatones a distancias hasta 250 metros y objetos en el camino, cómo un neumático hasta 120 metros adelante. Todo esto lo realiza sin importar la velocidad a la que se viaje, ni el momento del día.

Además de evaluar las condiciones externas, las nuevas tecnologías de Volvo miran puertas para adentro: ejecutan un sistema de comprensión del conductor, que monitorea el modo de conducción del mismo y que logra analizar sus patrones de manejo para poder reaccionar en caso de somnolencia, distracción o incluso intoxicación.

volvo-ex90-.jpg
Así sería la silueta del Volvo EX90 que se lanzará en noviembre.

Así sería la silueta del Volvo EX90 que se lanzará en noviembre.

Usando dos de las cámaras para detectar señales tempranas de que el conductor no está en su mejor momento, el sistema observa patrones de mirada. Al medir cuánto tiempo mira el conductor el camino que tiene delante, teniendo en cuenta las variaciones naturales, entiende cuándo los ojos, y quizás la mente, están enfocados en algún otro lugar que no sea la conducción.

¿El conductor mira muy poco el camino? Podría ser una señal de que está distraído visualmente, incluso mirando su teléfono celular. ¿El conductor mira todo el tiempo el camino? Esto podría ser un signo de distracción cognitiva, lo que podría significar que el conductor está tan preocupado con sus pensamientos que ya no registra lo que está viendo.

El volante capacitivo del automóvil también tiene un papel importante. Detecta si el conductor suelta el volante, monitoreando así la estabilidad de su dirección. Mediante el uso de tecnologías patentadas para la detección en tiempo real de los patrones de mirada y el comportamiento de conducción, el automóvil podrá tomar las medidas adecuadas para ayudar al conductor cuando sea necesario.

La asistencia puede comenzar con una simple señal de advertencia que aumenta el volumen con la gravedad de la situación. Si el conductor no responde a las advertencias cada vez más claras, el automóvil puede incluso detenerse de forma segura al costado de la carretera, enviando una advertencia a otros usuarios de la vía con sus luces de emergencia.

DEJA TU COMENTARIO: