Escuelas tomadas: Defensoría de Niños de Nación pidió a CABA el "cese de persecución"

El organismo mostró "gran preocupación" por la intervención de la Policía de la Ciudad en la casa de los alumnos de los colegios en protesta.

La Defensoría de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes de la Nación le pidió al gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que termine con “la persecución” a los y las adolescentes junto con sus familias de las escuelas tomadas. Esto se dio luego de la presencia policial en la casa de los alumnos que reclaman.

El organismo exigió “en forma inmediata cese el hostigamiento, intimidación, persecución, amenaza, intromisión y/o amedrentamiento”. Además, rechazaron que la respuesta frente al ejercicios de los estudiantes “sea criminalizar o responder con denuncias penales a las madres y padres”.



Embed

Asimismo, enfatizan el canal de diálogo “para encauzar los reclamos de los y las estudiantes, todas y todos ellos adolescentes cuyos derechos políticos deben ser resguardados”. Mostraron preocupación por la intervención de la Policía en medio de la protesta estudiantil.

El organismo le exigió al Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires que en 48 horas detalle cuál es la normativa que se aplica para el accionar de las fuerzas de seguridad y si se tomaron sanciones contra los alumnos y familias.

Tomas de escuelas: la Policía de la Ciudad, casa por casa para amedrentar a los padres

Luego de que la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, promoviera la denuncia penal a los padres de los alumnos que toman el Colegio Mariano Acosta, la Policía porteña se presentó en sus casas durante la noche del martes para notificar a las familias de colegios como el Lengüitas, el García Lorca y el Liceo 5, quienes acusan al Gobierno de "intimidación".

Según varias denuncias y videos que circularon en las redes sociales, efectivos de la Policía de la Ciudad se presentaron por la noche para dejar notificaciones basadas en el artículo 60 del Código Contravencional, que pena a quien ingrese o permanezca contra la voluntad del titular del derecho de admisión, en lugares públicos o de acceso público o privado.

DEJA TU COMENTARIO: