Tercera revisión del acuerdo con el FMI: el Gobierno insistirá en revisar las sobretasas

La semana próxima partirá una misión a Washington en busca de u$s5.800 millones. Argentina le paga al Fondo intereses más altos que al BID, a China y al Club de París.

El Gobierno argentino insistirá la semana próxima ante el Fondo Monetario Internacional (FMI) con su pedido de revisar la política de sobrecargos, cuando una misión viaje rumbo a Washington para cerrar la tercera revisión del acuerdo firmado a comienzos de este año y conseguir el desembolso de otros u$s5.800 millones.

La guerra entre Rusia y Ucrania será el argumento que esgrimirá el Gobierno. El ministro de Economía, Sergio Massa, le presentó un documento a la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, en el que señala que el conflicto bélico le costó a la Argentina u$s5.000 millones.



Desde el Palacio de Hacienda ven como una contradicción que, mientras el mundo condena la invasión de Rusia a Ucrania, el organismo no tenga en cuenta esto al momento de paliar sus consecuencias económicas.

La necesidad de que el Fondo revise su política de sobrecargos es un tema en el que la Argentina viene insistiendo desde hace un tiempo. En la cumbre del G20 realizada en Roma en octubre de 2021, el Gobierno de Alberto Fernández consiguió que se incluya una consideración al respecto en el documento final.

Lo mismo sucedió en Bali, Indonesia, la semana pasada, aunque el Gobierno logró además el apoyo del presidente de Francia, Emmanuel Macron, mientras otros países como Alemania, Países Bajos y Japón se mantienen en una postura más rígida.

El documento que Massa le presentó a Georgieva

Durante la cumbre del G20 en Bali, el ministro Massa le entregó personalmente a Georgieva un documento de nueve páginas titulado "Efectos de la Guerra en Ucrania sobre Argentina".

Según publicó Ámbito, el texto elaborado por la Secretaría de Programación Económica indica que "la guerra en Ucrania provocó cambios importantes en la escena económica mundial, lo que generó una incidencia negativa de u$s4.940 millones en la balanza comercial atribuido a un shock generalizado en los precios internacionales".

Además, se detalla que "el valor de las importaciones de combustible aumentó a u$s5.756 millones cuando el proyectado antes de la guerra era de u$s1.999 millones, esto significó un aumento neto de u$s3.757 millones". En cuanto al complejo agroexportador, pese a la suba de precios, remarca que "las exportaciones netas estuvieron u$s617 millones por encima de las proyectadas antes de la guerra".

Por último, toman en consideración el incremento en los costos de los fletes: "El costo de envío de las exportaciones sufrió un aumento de u$s1.800 millones con respecto a los pronósticos anteriores a la guerra. El impacto total del aumento de los precios internacionales por el conflicto en Ucrania se estimó en u$s4.940 millones", concluye el texto presentado por Massa.

DEJA TU COMENTARIO: