Pichetto admitió que la Ley Bases tiene aspectos "al límite de la inconstitucionalidad", pero respaldó el RIGI

El jefe del bloque Hacemos Coalición Federal en la Cámara de Diputados mostró su apoyo a los beneficios para quienes inviertan, ya que el mundo "no le cree a la Argentina".

El diputado Miguel Ángel Pichetto, líder de bloque de Hacemos Coalición Federal, admitió que la Ley Bases tiene aspectos "al límite de lo inconstitucional", pero respaldó el Régimen de Incentivo para las Grandes Inversiones (RIGI) y criticó la falta de credibilidad y estabilidad jurídica que, según él, afectan en forma negativa la inversión extranjera.

"Argentina es un país que tiene muchas dificultades en términos de credibilidad y las reglas del juego jurídicas se cambian permanentemente", afirmó el legislador en diálogo con AM 750, donde además criticó a algunas provincias patagónicas por su oposición a la minería, acusándolas de perder "la batalla cultural frente a grupos ambientalistas".

Pichetto también subrayó el potencial impacto positivo del RIGI sobre las pequeñas empresas, las cuales se beneficiarían indirectamente de las inversiones en sectores como el petrolero y el minero. "Se alientan las grandes inversiones y las pymes van a trabajar por derrame", aseguró, y anticipó que estas compañías de menor tamaño "van a trabajar si hay un proyecto de gran inversión que lo permita".

"La Argentina tiene un potencial extraordinario. Tiene petróleo, gas y minería, que necesitan de grandes cantidades de dinero de entrada, y quieren tener reglas de juego claras. Si no, nadie va a venir", subrayó.

En relación a la Ley Bases, el diputado admitió que tiene puntos "al límite de la inconstitucionalidad" y, por lo tanto, debe tener modificaciones, aunque pidió "desdramatizar" si la iniciativa vuelve a la Cámara de Diputados ante eventuales objeciones por parte de Senado.

Finalmente, el diputado nacional volvió a tomar distancia de las formas del Gobierno y pidió por una interacción constructiva entre los poderes Ejecutivo y Legislativo. Remarcó que "no se puede gobernar con enojo" y que es crucial aceptar y respetar las reglas del sistema democrático para mantener la credibilidad institucional.

DEJA TU COMENTARIO: