Multitudinario abrazo simbólico al Hospital de Clínicas por el definanciamiento del Gobierno

Docentes, médicos, trabajadores y pacientes se reunieron para reclamar el recorte del presupuesto. "El Gobierno no nos escucha, no tenemos interlocutores. Acá se forman los médicos de excelencia", expresaron.

Se realizó un multitudinario abrazo simbólico al Hospital de Clínicas por el definanciamiento del Gobierno, docentes, médicos, trabajadores y pacientes se reunieron para reclamar el recorte del presupuesto. "El Gobierno no nos escucha, no tenemos interlocutores. Acá se forman los médicos de excelencia", expresaron.

El mismo comenzó a las 10 en el centro de salud ubicado sobre Avenida Córdoba 235. Luego hubo una conferencia de prensa que contó con la presencia del rector Ricardo Gelpi y autoridades de la UBA. Desde allí, la periodista Mariela López Brown reunió una serie de testimonios sobre la grave situación que afecta a las universidades públicas.

"Estamos viviendo una situación terrible con la quita del presupuesto, somos parte de la crisis económica que nos está atacando a todos", expresó Claudia, empleada del Hospital de Clínicas desde hace 38 años. En la misma línea, Elsa Carrizo, delegada gremial del hospital añadió que "el presupuesto está recortado, no tenemos interlocutores, el Gobierno tiene que escuchar los reclamos, esto es salud, educación acá se forman los médicos de excelencia".

Durante la conferencia de prensa, el rector Ricardo Gelpi explicó que "esto es el ajuste del ajuste, nunca hemos vivido una situación como ésta”. "Tenemos el presupuesto congelado con una inflación del INDEC del 270%, pero la inflación de los medicamentos es del 1000 por ciento. Nosotros el año pasado hacíamos licitaciones cuatrimestrales para comprar los medicamentos y se gastaban 4 o 5 mil millones de pesos para un cuatrimestre. Ahora eso aumentó el 1000 por ciento", detalló.

Muchos de los presentes pidieron que se "tome conciencia" sobre lo que está pasando, los médicos y las médicas hacen todo lo posible para poder continuar atendiendo paciente con los pocos insumos que tienen. "Es una angustia. Hace 39 años que soy docente de la UBA, de golpe llegar a esta situación es mi peor pesadilla", señaló una médica entrevistada.

DEJA TU COMENTARIO: