Aprobaron la Ley Bases y el paquete fiscal en el Senado: cómo siguen los proyectos

La Cámara alta dio luz verde a las iniciativas, con cambios clave en puntos como la reorganización administrativa del Estado, privatizaciones, la reactivación de la moratoria jubilatoria, el Régimen de Incentivos para Grandes Inversiones (RIGI) e Impuesto a las Ganancias, que deberán ser revisados por la Cámara de Diputados.

Se hicieron modificaciones clave en puntos como la reorganización administrativa del Estado, privatizaciones, la reactivación de la moratoria jubilatoria, el Régimen de Incentivos para Grandes Inversiones (RIGI) e Impuesto a las Ganancias, que deberán ser revisados por la cámara baja.

Diputados revisará los cambios en la Ley Bases y el paquete fiscal: cuándo y cómo será la sesión

El oficialismo buscará concretar la sesión a fines de junio, donde se definirá si se ratifican los cambios implementados en el Senado o si finalmente se dé sanción al texto original.

Se trata de un escenario fácil para el Gobierno, ya que no se necesitan dos tercios sino mayoría simple, es decir la mitad más uno, por lo que ambas leyes son prácticamente un hecho.

El reglamento del Congreso estipula que "si la cámara de origen acepta las modificaciones, se sanciona el texto aprobado en la cámara revisora".

A partir de ello, los diputados revisarán los artículos modificados en el Senado: "Si la Cámara de origen insiste en la redacción originaria, necesita alcanzar la misma mayoría o una superior que la de la Cámara Revisora para que se sancione como ley el texto originalmente aprobado".

Si en Diputados no se alcanzan los votos, la normativa vigente estipula que "en el caso de no lograr la mayoría en Diputados, quedará sancionado el texto aprobado en la Cámara revisora".

En un clima de máxima tensión y tras varios cambios, el Senado aprobó la Ley Bases y vuelve a Diputados

Con 36 votos afirmativos y 36 negativos, y el desempate de Victoria Villarruel, el Senado aprobó en general la Ley Bases, que contiene alguna de las reformas promovidas desde Casa Rosada por el presidente Javier Milei. El Gobierno cedió en varios artículos y, así, logró pasar la norma también en particular, logrando dar luz verde a las facultades delegadas y el Régimen de Incentivo para las Grandes Inversiones (RIGI).

La votación en general se produjo tras un extenso debate (trece horas) y en una jornada en la que se registraron graves incidentes y una brutal represión en las inmediaciones del Congreso, que dejó varios manifestantes heridos y algunos detenidos.

Embed - El SENADO APROBÓ la LEY BASES en GENERAL en un clima de MÁXIMA TENSIÓN

El oficialismo aceptó incluir varias modificaciones en el dictamen final. En el inicio del debate, cedió ante la oposición y accedió a eliminar a Aerolíneas Argentinas, Correo Argentino y Radio y Televisión Argentina (TV Pública y Radio Nacional) de la lista de empresas a privatizar, uno de los puntos que reclamaban los bloques dialoguistas.

En cuanto al Régimen de Incentivo a las Grandes Inversiones (RIGI), la Casa Rosada otorgó una nueva concesión a la oposición dialoguista y logró su aprobación con 38 votos afirmativos contra 32 negativos. El oficialismo incorporó la obligatoriedad para los inversionistas de un piso del 20% de contratación de proveedores locales y acotó los sectores referidos.

El Senado también aprobó el paquete fiscal en general, pero sufrió derrotas en títulos claves

Luego una maratónica sesión que se extendió en horas de la madrugada tras la votación en particular de la Ley Bases, el Senado, tras un debate abreviado, aprobó el paquete fiscal propuesto por el oficialismo con 37 votos a favor y 35 en contra. La sesión fue presidida en su totalidad por Bartolomé Abdala, ya que Victoria Villarruel asumió la presidencia de la Argentina por el viaje de Javier Milei a Italia para participar de la cumbre del G7.

A diferencia de lo que fue la sesión sobre la Ley Bases, con fuertes cruces entre los legisladores y un clima tenso por la manifestación en el exterior del Congreso, la norma se votó en un clima de mayor calma. Hubo una lista abreviada de apenas 15 oradores y hasta Oscar Parrilli cedió su palabra para acortar los tiempos.

Si bien la votación fue tan pareja como la anterior, esta vez no hubo empate, por lo que Abdala, quien votó como senador, no debió definir el resultado, algo que preocupaba al oficialismo durante el tratamiento de la legislación anterior.

DEJA TU COMENTARIO: