Peronistas que rezan y predican por el regreso del Papa

En una tanguería hablaron de Francisco desde Enrique Palmeyro, recién llegado del Vaticano, a Juan Manuel Olmos, Guillermo Oliveri, Eduardo Valdés, Carlos Montero y Julián Domínguez.

Un vídeo de Jorge Mario Bergoglio predicando en la misa por la muerte de Néstor Kirchner inicio la charla sobre los once años del Papa Francisco, que organizó la agrupación peronista Perspectiva Sur, este martes 19 de marzo, después de las siete de la tarde, en la tanguería sindical Cátulo (Anchorena 647), del barrio porteño del Abasto.

En ese momento el cardenal y arzobispo de Buenos Aires desde el altar de la Catedral primada predicaba ante un auditorio entristecido: “Néstor fue ungido por el pueblo que pidió que lo condujera” y pedía “a todo el pueblo unirse a la oración por quien asumió la responsabilidad de conducirlo” y agregaba que “las banderías claudican frente a la contundencia de la muerte, su familia, amigos y compañeros de militancia, y todo el pueblo debía claudicar de toda postura antagónica para orar frente a la muerte un ungido por la voluntad popular”. Entre quienes nombra Bergoglio se refiere puntualmente “a sus compañeros de militancia del movimiento justicialista y la Confederación General del Trabajo (CGT)”, sostenía en la tarde del 27 de octubre del 2010.

Carlos Montero, ex titular de la Sindicatura General de la Nación (SIGEN), anfitrión en Cátulo, reconoció que fue idea de Eduardo Valdés (hoy diputado nacional y quien fuera embajador en la Santa Sede) proyectar el video de Bergoglio en la misa por la muerte de Kirchner.

De los expositores quien conoce a Francisco desde que nació es Juan Manuel Olmos: “Casó a mis padres hace 50 años y bautizó a todos mis hijos”, reveló a la militancia presente en la tanguería, entre ellos el ex embajador en Estados Unidos, Jorge Arguello, o el ex titular del Banco Central, Miguel Ángel Pesce.

El presidente de la Auditoría General de la Nación (AGN) confesó que reza por el Papa para que venga. "Rezo por su regreso” y antes detalló los principales documentos de Francisco que resumió con la frase “el papado popular”. Olmos se mostró opositor a la “miserable campaña contra él por la dictadura”, y explicó la coherencia del Pontífice “de estar con los pobres, las villas, denunciar los talleres textiles clandestino” y que “más allá del bagaje teológico, él venía diciendo que la iglesia era autorreferencial, que se alejaba así de sus fieles, por eso él hizo un papado popular, cercano, próximo, sin pompas, abrió los brazos a todos, una iglesia que abraza, que está cerca, muchos están volviendo a creer entonces hizo una iglesia de iguales. Es una iglesia que ya es muy difícil volver a encerrar”, concluyó Olmos.

Desde la punta del escenario el ex seminarista y co-titular de Scholas Ocurrentes, Enrique Palmeyro, tomó el micrófono para contar que el “13 de marzo de 2013 estaba en moto yendo a encontrarse en la estación de tren José León Suárez con Juan Grabois. Íbamos a ver al Padre Pepe Di Paola cuando salía humo blanco en el Vaticano. Al llegar los teléfonos no paraban de sonar. Ese día nos cambió la vida” y agregó que al asumir el Papa el 19 de marzo, día de San José, “delante de los jefes de Estado y príncipes en el Vaticano puso en primera fila al cartonero Sergio Sánchez, uno de los fundadores del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) y al docente con su guardapolvo blanco, José María Del Corral con quien fundamos Scholas”.

papa peronistas
La charla sobre los once años del Papa Francisco fue organizada por la agrupación peronista Perspectiva Sur.

La charla sobre los once años del Papa Francisco fue organizada por la agrupación peronista Perspectiva Sur.

Por su lado, Valdés resaltó la jornada mundial de la oración de Francisco que frenó la invasión del presidente Obama a Siria y el día que vio llorar a Francisco. “En Mozambique un pibe le regaló una pelota de trapo. El Papa con los ojos llenos de lágrimas reconoció que en Flores jugaba con una pelota igual”.

“No conocía la palabra parresia”. Así inició Julián Domínguez, un bonaerense de campo adentro ex titular del Congreso Nacional, quien se reconoce primero militante católico que peronista. “Hablar con atrevimiento, incluso frente al riesgo personal eso es parresia”, explicó el significado de la palabra de origen griego usada por el Papa que llegó de Flores al Vaticano. “Este es un Papa parresistico” y recordó que es coherente porque en “Buenos Aires nos habló de los Herodes que explotaban a los niños en los talleres textiles, los coimeros del alma, la picadora de carne de los prostíbulos. Francisco es un verdadero pastor parresistico”.

La jornada por los once años del Papa argentino, extendida a la noche en medio de una lluvia torrencial, cerró con el secretario de Culto de cuatro gobiernos nacionales. “Desde la amplitud en la fe, Francisco denunció la tercera guerra mundial en cuotas que estamos atravesando”, sostuvo Guillermo Oliveri.

Las anécdotas fueron convite de la charla. Desde el canto de la marchita peronista, en el Vaticano, que le sugirieron en broma al Santo Padre hasta la definición del propio Papa sobre un lobista episcopal: “Aldo Carrera es un poco rosquero” y “lástima que su mujer es del opus dei”.

A once años de convertirse en el primer Papa latinoamericano desde la ciudad del tango se arenga para su regreso. Más de una década de distancia habiendo sobrevolado Argentina en varias oportunidades y la crisis profunda hacen impostergable su regreso.

Jorge Mario está soñando pisar suelo argentino en septiembre. Sólo retrasaría el regreso su estado de salud tras el extenso viaje de 13 días, en agosto, al sudeste asiático. Tan cerca está que encomendó a un obispo argentino del conurbano bonaerense para los preparativos del regreso y se remodelaron distintos ambientes de la Curia porteña, ahora en manos de su fiel arzobispo, Jorge Ignacio García Cuerva.

“Recen por mí”. La frase emblema del porteño de Flores sur.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: