Científicos reclamaron por la continuidad de las becas y alertaron por la desfinanciación del Conicet

La protesta, que se realizó de manera pacífica desde la mañana, coincidió con la primera reunión del año del Directorio del organismo, presidido por Daniel Salamone.

Más de 500 científicos, becarios y estudiantes reclamaron este miércoles en la explanada del Polo Científico del barrio porteño de Palermo el otorgamiento de 1.600 becas del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) destinadas a investigadores en formación y advirtieron que el organismo de prestigio internacional se encuentra "absolutamente paralizado y en estado crítico".

La protesta, que se realizó de manera pacífica desde horas de la mañana, coincidió con la primera reunión del año del Directorio del organismo, presidido por Daniel Salamone.

"Subimos al piso 11 mientras está reunido el Directorio. No nos vamos sin respuestas. Exigimos que publiquen las becas y reincorporen a lxs despedidxs", informaron a través de su cuenta de X un grupo de investigadores llamados Jóvenes Científicxs Precarizadxs.

La convocatoria fue organizada por la Red de Autoridades de Institutos de Ciencia y Tecnología (Raicyt), los trabajadores del organismo agrupados en la Asociación Trabajadores del Estado (ATE), los centros de estudiantes de diversas facultades y otras agrupaciones universitarias.

Entre los principales reclamos, piden que el directorio del Conicet publique los órdenes de mérito de las becas doctorales que deberían iniciar sus actividades el próximo 1° de abril y de las promociones en la Carrera del Investigador Científico y Tecnológico.

Embed

Cada año, el Conicet selecciona profesionales altamente calificados y les otorga una beca doctoral que "sirve de remuneración por el trabajo que realizan en el marco de un proyecto científico con dedicación exclusiva", detallaron desde la Raicyt.

"Estamos en presencia del desmantelamiento del Conicet. La desfinanciación va a llevar a que la institución no pueda funcionar", alertó la viróloga Andrea Gamarnik, distinguida como "Investigadora de la Nación Argentina" en el 2022, luego de liderar el equipo que presentó el primer test argentino de detección de la respuesta inmune al coronavirus.

"El Conicet está absolutamente paralizado y una institución de ciencia y técnica paralizada va al muere", señaló al tiempo que destacó que "si bien han habido políticas de ajuste en otros períodos de la democracia en la Argentina, jamás hemos tenido una situación como esta".

"Es una situación de incertidumbre y desolación. Estamos frente a una próxima fuga de cerebros si esto no se revierte y la verdad que es muy duro", comentó Abril Marcolongo, presidenta del Centro de Estudiantes de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

Otro de los reclamos es la reincorporación del personal despedido, actualización salarial y el giro de fondos para garantizar el funcionamiento de la institución. En este sentido, desde la red de autoridades de institutos explicaron que "el Estado argentino invierte en su semillero académico tan sólo el 0.008% del PBI".

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: