El ex de Pepe Cibrián rompió el silencio tras su infidelidad: "Me manejé mal"

Después que dieran a conocer pruebas de su romance clandestino con otro hombre, Nahuel Lodi lanzó un contundente descargo.

Hace unos días se filtró un video de su esposo de Pepe Cibrián en una situación comprometedora, las imágenes fueron contundentes y el director teatral no pudo perdonar a Nahuel Lodi.

Todo había comenzado el viernes pasado, cuando en Intrusos (América) mostraron el clip en cuestión, en el que se ve a Lodi a los besos con otro hombre en un boliche. Por ciertas coincidencias en los tatuajes, sumado al detalle inconfundible de la alianza de compromiso que luce en el dedo anular, hubo poco lugar para el beneficio de la duda.

Ante el terrible panorama al que se enfrentó, Pepe le pidió al joven que abandonara la casa en la que convivían juntos: "No es mala persona, pero es tonto. Me envió un mensaje, pero no hay nada que perdonar, ya está. Al enterarme y verlo le pedí a alguien que hablara con Nahuel y que se fuera, que no tenía más nada que hablar porque no hay una solución para esto".

En este contexto, y tras varios días de silencio, Nahuel rompió el silencio. “Prefiero no hablar por el momento, dejar que decante todo, por supuesto que todo esto me afectó muchísimo”, comenzó diciendo en diálogo con el periodista Juan Etchegoyen, vía Whatsapp. Y continuó: “Que digan lo que quieran, sólo los que estuvimos dentro de la casa sabemos cómo son las cosas, el resto habla porque les sobra tiempo. Me manejé mal porque no debería haberme expuesto de esa manera”.

Lo cierto es que el artista de 74 años ya confirmó que no hay vuelta atrás en la relación. Pero desde hace un tiempo, su entorno ya tenía sospechas sobre las intenciones de Lodi. Claudia Lapacó y Cecilia Milone fueron algunas amigas de Cibrián que se lo habían hecho saber.

“¡¿Pepe, vos sabés bien quién es?!”, le dijeron, palabras más o menos. Él se lo tomó con naturalidad, creyendo que esa sospecha era “lógica”. ¿Cuál fue su respuesta? “Ya deberían saber que no soy tonto. No, no soy tonto. ¡Además, si yo hubiese elegido estar con alguien a cambio de darle un bienestar económico, ¿cuál es el problema? Con mi dinero hago todo aquello que quiero”.

Embed

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: