Nicolás Posse presenta su primer informe de gestión: dolarización y competencia de monedas

El jefe de Gabinete acudirá este miércoles al Senado para responder las más de 1300 preguntas que recibió de parte de los bloques opositores.

Los perros del presidente Javier Milei, su participación activa en las redes sociales y las contrataciones de funcionarios como el hermano del vocero Manuel Adorni son algunos de los temas que debió abordar el jefe de Gabinete, Nicolás Posse, en el extenso documento que presentó ante los senadores en la previa a su visita a la Cámara alta para brindar su primer informe de gestión.

Entre las más de 1300 preguntas que le llegaron de parte de los bloques opositores al titular de ministros había consultas sobre el rumbo económico, la gestión de Capital Humano, si habrá o no dolarización, entre otros ejes.

Dolarización o canasta de monedas

El senador de la Unión Cívica Radical Pablo Blanco consultó por la dolarización, un tema que fue mencionado tanto en campaña como en los primeros meses de gobierno por el presidente Milei.

"¿Como prevé el Gobierno implementar eventualmente una 'dolarización', a la que también en varias oportunidades mencionó el Ministro de Economía y el Presidente, teniendo en cuenta las previsiones taxativas que contempla la Constitución Nacional en su artículo 75, incisos 6, 11 y 19 y, también, en su artículo 126?", fue la pregunta del senador radical.

"El Ministerio de Economía especifica que la dolarización de la economía no está en la agenda económica, pero sí la libre competencia de monedas vigente como fase final para el proceso iniciado en diciembre con el saneamiento de la hoja de balance del Banco Central", fue la respuesta.

Blanco consultó sobre las "características específicas" que tiene la política de competencia de monedas. "¿Cuáles son las condiciones que el Gobierno considera necesarias para implementar esta política?", fue la pregunta.

"El Ministerio de Economía informa que este régimen de 'competencia de monedas' requiere un marco macroeconómico disciplinado que incentiva a la autoridad monetaria a mantener la estabilidad del valor del Peso y evitar así la emisión monetaria y consecuente inflación persistente que ha caracterizado a la economía argentina de los últimos veinte años", sostuvo Posse.

"En este sentido, las condiciones necesarias para implementar el régimen basado en la libre competencia de monedas son, principalmente, el superávit fiscal, la acumulación de reservas internaciones y la reducción de los pasivos remunerados del Banco Central a niveles sustentables y el saneamiento de su hoja de balance. Estas condiciones permitirán reducir la tasa de inflación y mantener la competitividad del tipo de cambio oficial, permitiendo avanzar con una liberalización paulatina y unificación del mercado de cambios", añadió el jefe de Gabinete en su respuesta.

¿El Gobierno tiene pensado volver a devaluar?

La senadora de Unión por la Patria Juliana Di Tullio consultó a Posse si el Gobierno tiene pensado llevar adelante otra devaluación, más allá del crawling peg de 2% que anunció el ministro de Economía, Luis Caputo.

"El Banco Central de la República Argentina continuará en su camino hacia un régimen de la competencia de moneda, calibrando la tasa de interés de política en el marco del actual proceso de normalización de la política monetaria, procurando reducir sus pasivos remunerados, mejorar su hoja de balance y mantener su política cambiaria con las características actuales para favorecer el proceso de acumulación de reservas internacionales y reducir drásticamente la tasa de inflación. En este sentido, no se prevé un cambio en el ritmo de variación mensual del tipo de cambio oficial para lo que resta del año 2024", fue la respuesta del jefe de Gabinete.

¿Habrá más despidos en el sector público?

En otra de sus preguntas, Di Tullio le consultó a Posse que indique cuáles fueron "los criterios empleados para desvincular a personal de la administración pública" durante los últimos días de marzo y principios de abril de 2024 y "si continuarán los despidos masivos" en el Estado Nacional.

En su respuesta, el funcionario del gobierno libertario señaló que "personal cesanteado no equivale a personal cuyo contrato no ha sido renovado".

"Se puso en cabeza de cada cartera ministerial y organismo descentralizado el análisis sobre los contratos que serían renovados y cuáles no, en virtud de las necesidades de servicio, objetivos, responsabilidades primarias, acciones propias y modificaciones estructurales de cada dependencia. Es dable remarcar que, en líneas generales, no se llevaron a cabo despidos masivos, sino que el Estado, en uso de sus facultades discrecionales y su poder de administración, optó por la no renovación de personal contratado por tiempo determinado bajo el artículo 9º de la Ley Nº 25.164 cuyo plazo de vigencia, ya había finalizado", indicó Posse.

Respecto a la previsión de nuevas desvinculaciones, Posse recordó que "el Decreto 286/24 establece la posibilidad de renovar las contrataciones hasta el 30 de junio del corriente año, siendo facultad de la Administración Pública renovar o no las mismas para periodos subsiguientes, de acuerdo con las necesidades de servicio, objetivos, responsabilidades primarias y acciones propias de cada dependencia".

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: