4 de abril 2022 - 08:50

La importancia de la negociación del Salario Mínimo Vital y Móvil

El principal objetivo del SMVM es asegurar que los salarios no caigan por debajo de un determinado nivel. Contribuye a reducir la desigualdad salarial al elevar los sueldos de quienes se encuentran en el extremo inferior de la distribución.

Ana Laura Fernández y Mariana L. González

Economista, investigadora-docente de la Universidad Nacional de General Sarmiento.

Economista, investigadora en FLACSO-CONICET y en el Centro de Investigación y Formación de la República Argentina (CIFRA-CTA).

Hace pocos días se reunió el Consejo Nacional del Empleo, la Productividad y el Salario Mínimo, Vital y Móvil (en adelante, el Consejo del Salario) para establecer los montos de ese salario durante 2022: se pactaron incrementos del 18% en abril, 10% en julio, 10% en agosto y 7% en diciembre, tomando como base el monto de febrero de este año, $ 33.000 para trabajadores de jornada completa.

Cada vez que se modifica el salario mínimo, vital y móvil (SMVM) suelen generarse debates en relación al impacto que su valor (o su variación) pueda tener sobre el empleo. Como suele suceder con temas que afectan los costos de las empresas y las condiciones de vida de las y los trabajadores, aparecen posiciones encontradas. Acá nos proponemos aportar algunos elementos para esa discusión.

Evolución reciente del salario mínimo

Desde abril el SMVM será de $ 38.940 y llegará a $ 47.850 en diciembre, lo que representa un incremento total de 45% en esta ronda. Se incluyó además una cláusula de revisión para el mes de agosto, que permitirá abrir nuevamente la negociación si la inflación resulta superior a los incrementos pautados. Más allá de la importancia de estos aumentos, el poder adquisitivo del salario mínimo en abril resultaría casi 30% inferior al del año 2015 como resultado de una trayectoria negativa entre 2016 y 2020, que no se logró revertir con posterioridad.

Para evaluar el nivel que alcanzará el poder de compra del SMVM, conviene repasar su evolución reciente. Remontándonos a la década de 1990, se observa que era tan bajo que había perdido su rol como piso salarial. No se trataba de una casualidad, sino de una política más del gobierno menemista, que bregaba por la desregulación y flexibilización del mercado laboral.

La política hacia el salario mínimo cambió desde 2003, cuando a través de dos Decretos se elevó rápidamente su valor, con la intención de que contribuyese a lograr un incremento real en los salarios, sumamente deprimidos tras la mega devaluación de 2002 y que en el marco de un elevado desempleo crecían con demasiada lentitud. Al año siguiente se convocó, por primera vez luego de casi un decenio, al Consejo del Salario, que se reuniría desde entonces al menos anualmente. En ese año, se logró un aumento del 54% en términos reales.

El impulso desde el gobierno y los sindicatos al SMVM, en un contexto en el que la actividad económica y el empleo crecían a tasas extraordinarias, implicó que para 2007 este salario más que duplicase su poder adquisitivo respecto a 2001. En adelante se sucedieron aumentos más acotados, que permitieron llegar a un valor máximo en 2011 y, acompañando la evolución de los salarios en general, se verificó un leve descenso en los años subsiguientes hasta el final del gobierno de Cristina Fernández.

Gráfico variación salario mínimo vital y móvil marzo 2022

Más cerca en el tiempo, la intención explícita del gobierno de Mauricio Macri de reducir los salarios reales tuvo efectos sobre el salario mínimo, que en tres de los cuatro años de su mandato fue definido unilateralmente por el Ministerio de Trabajo. Su poder adquisitivo descendió en cada uno de los años de esta gestión, de manera que en diciembre de 2019 era equivalente a sólo el 75% del nivel de 2015.

Si bien se esperaba que el nuevo gobierno de Alberto Fernández mostrase un cambio de política respecto de los salarios y de las instituciones laborales, la pandemia de Covid-19 y su impacto sobre la actividad económica trajeron otra realidad. No fue hasta octubre de 2020 que se convocó al Consejo de Salario, de modo que el SMVM perdió un 10% adicional de su capacidad de compra en ese año. En 2021 se logró evitar un nuevo descenso con tres rondas de negociación, aunque el salario mínimo se mantuvo en un nivel muy deprimido.

Con los aumentos recientemente acordados, y ante la aceleración inflacionaria, puede esperarse que, como mucho, este piso salarial no descienda un nuevo escalón.

¿El SMVM es realmente el salario mínimo?

A partir de datos de la Encuesta Permanente de Hogares que elabora el INDEC, puede estimarse qué proporción de asalariadas y asalariados ganan menos que el mínimo legal establecido. En el segundo trimestre de 2021 (dato más reciente disponible), sólo el 4% de las y los asalariados registrados con jornada completa ganaban menos que lo establecido por el SMVM.

Muy distinto es el caso del servicio doméstico, donde el 37% de las asalariadas registradas ganan montos inferiores. Ello no sorprende cuando se observa que al menos la categoría más baja de la paritaria del personal de casas particulares, a quienes la ley excluye del paraguas del SMVM, se ha ubicado por debajo de ese piso.

También es elevado el peso de trabajadoras y trabajadores asalariados sin contratos registrados -que por esa condición ven vulnerados sus derechos laborales- con remuneraciones inferiores al SMVM: el 26% se encuentra en esa situación, mientras que entre trabajadores informales en el sector público la proporción es del 17% y para del 56% en el servicio doméstico. Vale señalar que se trata de trabajadoras y trabajadores con jornadas semanales de, al menos, 40 horas, lo que pone de manifiesto el bajo nivel salarial que implican las situaciones de no registración.

Estos datos reflejan la importancia y de la formalidad de las relaciones laborales que facilita a las y los trabajadores el cumplimiento de sus derechos e impide que los ingresos caigan por debajo de ciertos límites aún en momentos de crisis.

La relación entre salario mínimo, empleo, nivel salarial y desigualdad.

El principal objetivo del SMVM es asegurar que los salarios no caigan por debajo de un determinado nivel, en particular para trabajadores de menor calificación, que suelen acceder a ocupaciones con remuneraciones más bajas. De este modo, contribuye además a disminuir la desigualdad en los ingresos laborales.

En Argentina el valor del salario mínimo lo determina un Consejo tripartito que integran representantes del Estado, de las empresas empleadoras y de las y los trabajadores. La razón por la cual el Consejo es tripartito obedece a que el SMVM, como otras instituciones que regulan las relaciones laborales, existe porque si bien se presume la igualdad ante la ley, en el mercado hay diferencias de poder.

Aunque trabajadores y empleadores se necesiten mutuamente para llevar adelante sus actividades y generar ingresos, las y los trabajadores se encuentran en una situación desventajosa y más débil a la hora de negociar salarios de manera individual. El principal motivo es que necesitan cobrar sus salarios mensualmente para subsistir y no pueden permanecer sin emplearse por un tiempo prolongado, de manera que pueden terminar aceptando salarios muy bajos (y malas condiciones laborales en general) con tal de tener un ingreso.

Ahora bien, entre quienes critican la intervención del Estado y otras instituciones en la determinación del salario, se suele afirmar que la fijación de un salario mínimo puede tener efectos adversos sobre el mercado de trabajo tales como desincentivar las contrataciones o exacerbar las diferencias con trabajadores informales. Entre quienes lo defienden, en cambio, se afirma que su impacto es beneficioso sobre el nivel y la distribución del ingreso.

Diversos estudios empíricos, que han analizado tanto América Latina como los países desarrollados plantean que, en realidad, no existe un efecto significativo sobre el nivel de empleo, ni a nivel de la economía en su conjunto, ni entre las y los trabajadores que podrían verse más afectados, por ser quienes cobran los salarios más bajos, tales como las y los jóvenes o las personas de baja calificación.

En cambio, numerosas investigaciones -incluyendo varios realizadas por organismos internacionales- encuentran que esta institución contribuye a reducir la desigualdad salarial al elevar los sueldos de quienes se encuentran en el extremo inferior de la distribución. Por otro lado, más allá de que las y los trabajadores informales suelen quedar por fuera de la legislación laboral, se ha comprobado que la evolución de sus remuneraciones está ligada a la dinámica del salario mínimo, que funciona como una señal para su determinación.

En conclusión, el SMVM sirve para proteger los ingresos de las y los trabajadores tanto formales como informales, contribuye a mejorar la distribución de los ingresos y, en consecuencia, al bienestar general de la sociedad. En cambio, no se ha demostrado que tenga efectos negativos sobre el nivel de ocupación.

En la actual coyuntura, se verifica que la actividad económica y el empleo han crecido significativamente tras el impacto de la pandemia, de modo que la desocupación se retrajo hasta el 7%. Sin embargo, el salario sigue muy deteriorado y la sociedad se enfrenta a niveles de pobreza y desigualdad dramáticos. Mayores aumentos del salario mínimo pueden contribuir a mejorar la situación de los trabajadores y, a través de esa vía, también sostener el crecimiento económico.

DEJA TU COMENTARIO:

últimas noticias

¿Qué comuna soy? Todo lo que tenés que saber para completar este ítem.

Censo 2022: cómo saber en qué comuna de la Ciudad de Buenos Aires estoy

12:03
La miniserie chilena tiene seis capítulos y ya puede verse completa.

42 días en la oscuridad: la nueva serie que es un éxito en Netflix y está basada en hechos reales

11:50
La Fiscalí aceptó el ofrecimiento de Alberto Fernández. Ahora debe definir el juez de la causa.

Fiesta en Olivos: la Fiscalía aceptó la donación de $1,6 millones de Alberto Fernández para cerrar la causa

11:46

Impactante incendio en Avellaneda en una fábrica de colchones

11:44

Quién es Roberto Patricelli, el responsable del choque múltiple en el Hipódromo de Palermo

11:34