Cómo impactó la crisis en la tasa de natalidad

Tenemos una tasa de natalidad de 1.5, la más baja de nuestra historia, al mismo nivel que los países desarrollados. Es también otra de las consecuencias de la concentración del ingreso.

Siempre hablamos sobre la situación social y el retroceso de la participación de los trabajadores en la distribución del ingreso. Las cifras del primer trimestre del año, es decir antes del inicio de la gestión Massa, muestran que estamos en en uno de los peores momentos de esa distribución.

Pese a que podía vislumbrarse una recuperación, los irresponsables aumentos de alimentos y bebidas propiciados sobre todo por la avaricia del empresariado, intentando acaparar parte de esa mejora, se llevó varios puntos de esa mejora. El eslogan "Ceder para crecer" parece haberse quedado en eso, porque no cedieron nada.



Así, vemos muchos productos con precios que subieron un 30% por arriba de la inflación, como aceites, cereales, oleaginosas, y también artículos de librería, lo que produjo una distribución del ingreso inequitativa que nos llevó a una participación de los niveles de la pandemia: 41,2%.

En ese contexto, el ministerio de Salud informó que la tasa de natalidad cayó un 35% desde 2005. Tenemos una tasa de natalidad de 1.5, la más baja de nuestra historia, al mismo nivel que los países desarrollados.

Está claro que en ello inciden factores culturales y muchos otros, pero hay que decir que la crisis tan prolongada también impactó en este indicador. La tasa de crecimiento poblacional más baja de la historia es, así, otra consecuencia de la concentración del ingreso.

DEJA TU COMENTARIO: