Un estudio de Harvard reveló los mitos y las verdades sobre el consumo de las grasas

El doctor Carlos Jaramillo explica que lo más importante es la calidad y el tipo de grasa que consumimos y que nuestras dietas no deben excluirlas sino que se debe hacer una correcta elección.

A lo largo de los años, diversos estudios han demostrados cuáles son los alimentos que debemos ingerir para llevar una vida sana. Dentro de los nutrientes y proteínas que debemos consumir, se encuentran las grasas las cuales reciben el nombre de saludables y que se pueden incorporar en nuestra dieta consumiendo distintas comidas. En este sentido, un experto de la universidad de Harvard reveló mitos y verdades sobre el consumo de ellas.

El doctor Carlos Jaramillo, especialista en medicina funcional, explica que hay algunas creencias de que las grasas contribuyen al bloqueo de arterias y problemas cardíacos, sin embargo, sostiene: “No todas las grasas son perjudiciales. Nuestro cuerpo necesita grasa para funcionar correctamente, ya que desempeña roles cruciales como la absorción de vitaminas, la construcción de células cerebrales y la producción de hormonas”.

También se debe tener en cuenta que hay señales de que estamos consumiendo grasa en exceso y ellas pueden ser el aumento de peso y problemas digestivos como estreñimiento o dolor de vesícula. Es por eso que se debe estar atento a estos síntomas y ajustar la dieta en consecuencia para mantener un equilibrio saludable.

Qué grasas son perjudiciales para la salud según Harvard

“Las grasas trans y ciertas grasas saturadas, a menudo encontradas en alimentos ultraprocesados, deberían ser evitadas. Estos tipos de grasas pueden alterar el perfil lipídico y aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares”, explica Jaramillo.

Por otro lado, explica que aunque las grasas son esenciales, el tipo y la cantidad de grasa que consumimos pueden afectar nuestra salud.

harvard
Qué grasas son perjudiciales para la salud según Harvard y cómo incorporar las saludable.

Qué grasas son perjudiciales para la salud según Harvard y cómo incorporar las saludable.

No obstante, sostiene que el consumo excesivo de cualquier tipo de grasa, incluso aquellas que reciben el nombre de saludables como el aceite de oliva o de coco, puede ser problemático. “Un exceso puede llevar a un aumento de peso inexplicable y alteraciones en el perfil lipídico. Es fundamental moderar la cantidad para evitar efectos adversos en la salud”, asegura el profesional.

Cómo incorporar las grasas a tu alimentación según Harvard

El especialista de Harvard, indica que “lo importante es la calidad y el tipo de grasa que consumimos, no solo la cantidad. Las dietas no deben excluir las grasas, sino elegir las adecuadas y en las proporciones correctas”.

Por otro lado, incorporar las grasas saludable en nuestra alimentación ayuda a reducir los riesgos de enfermedades cardiovasculares. En este sentido, asegura: “Por ejemplo, reemplazar un pequeño porcentaje de calorías de grasas saturadas por grasas insaturadas, como el aceite de oliva, puede disminuir el riesgo de problemas cardíacos hasta en un 25%”.

Para evitar el consumo de grasas que hacen daño, el experto recomienda “eliminar los ultraprocesados y optar por fuentes de grasa natural como lácteos de calidad y aceites no refinados es esencial”.

DEJA TU COMENTARIO: