¿Inflación en baja? Consultoras privadas estiman que en mayo rondaría entre el 4% y el 5%

Según relevamientos privados, el Índice de Precios al Consumidor continuaría su senda bajista para el mes de mayo en torno al 4,3% y 5%. Sería la quinta baja consecutiva en lo que va del año.

La inflación de mayo rondaría entre el 4,3% y 5%, según el relevamiento de consultoras privadas. La suspensión de aumentos en las tarifas de luz, gas y de la aplicación del impuesto a los combustibles líquidos serían las principales variables por las que el Gobierno lograría la quinta baja consecutiva desde el 25,5% que marcó el mes de diciembre, en plena devaluación. De esta manera, bajaría casi tres puntos con respecto a abril, que había alcanzado el 8,8%.

Aunque el Índice de Precios al Consumidor encadenaría el quinto mes de desaceleración, las consultoras también hablan de una inflación reprimida sobre todo en tarifas reguladas, salarios atrasados y postergación de impuestos que repuntaría la inflación en los próximos meses.

La Fundación Libertad y Progreso registró un aumento del 4,3% en el Índice de Precios al Consumidor (IPC) en mayo, lo que lo coloca 4,5 puntos por debajo del nivel de abril (8,8%). En los primeros cinco meses del año, el IPC ha aumentado un 72,1%. Además, la variación interanual alcanza un 276,9%, mostrando una primera desaceleración en los últimos 10 meses.

“La inflación núcleo se ubicó en el 4,8%, manteniendo la tendencia del mes anterior. Los regulados presentaron una suba del 4,0%, desaceleración que se explica más que nada por la postergación de los aumentos en electricidad, gas y combustibles”, indica el reporte. De esta manera, en los primeros cinco meses del año el IPC acumularía una suba de 72,1%. La variación interanual alcanzaría el 276,9%, mostrando la primera desaceleración en 10 meses.

En tanto, el relevamiento de precios minoristas de la consultora C&T para la región GBA tuvo un incremento mensual de 4,6%, el menor desde abril de 2022. La consultora dirigida por María Castiglioni y Camilo Tiscornia coincidió también en que "la menor variación mensual se debió a la decisión del gobierno de acotar los ajustes de servicios públicos (con la excepción de los trenes), pero también tuvo que ver con que la inflación núcleo, que deja de lado dichos servicios y los productos estacionales, cayó a apenas el 2,5%, una tasa que no se registra desde 2020, en plena pandemia".

En alimentos y bebidas, el rubro de mayor ponderación, el incremento de precios fue de 4,9%, bajando del 6,8% de abril. La caída no fue mayor debido a que las verduras, un componente con fuerte comportamiento estacional, aumentaron 26%. Por el contrario, en panificados, frutas y bebidas hubo desaceleración de precios. Lo mismo sucedió en otros rubros de consumo masivo, como productos de limpieza y artículos de tocador. También en indumentaria, repitiendo un comportamiento estacional habitual.

Desde EcoGo, señalaron que la inflación de mayo se ubicaría en el 4,8% mensual, un cálculo levemente por encima de lo proyectado la semana previa. Los cambios en la proyección se debieron principalmente al aumento en peajes y a una inflación en alimentos mayor a la esperada.

Respecto a junio, desde Libertad y Progreso, alertan que habrá una mayor incidencia de la actualización de tarifas, con lo cual podría cortarse la desaceleración del índice de precios. "Aún sin confirmación oficial de la actualización, no se puede cuantificar el impacto, aunque probablemente termine aportando algún punto adicional en sobre el IPC general. Por su parte, el incremento en combustibles no tendría una incidencia significativa en el próximo mes", sostuvieron. El próximo 13 de junio el INDEC dará a conocer el dato oficial de inflación de mayo.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: