15 de noviembre 2021 - 10:07

El lawfare como reemplazo de los golpes de Estado

En América Latina se practicó con fruición contra varios líderes políticos para desgastarlos. Pero también existe en España.

Pablo Iglesias
Pablo Iglesias

Hay lawfare cuando las autoridades judiciales favorecen la judicialización de la política, no por salvaguardar la ley sino para desgastar a una figura política, lo que lesiona la independencia judicial.

En América Latina se practicó con fruición: en 2018 encarcelaron a Lula Da Silva para abrir la puerta a la victoria de Bolsonaro, luego la sentencia fue anulada, pero el daño estaba hecho. En Ecuador inhabilitaron electoralmente a Rafael Correa, lo obligaron a vivir en Bélgica y no lo dejaron presentarse a unas elecciones que hubiera podido ganar. En Bolivia se libraron órdenes de procesamiento contra Evo Morales. Es decir que el lawfare viene a reemplazar a los golpes de Estado tradicionales.

El lawfare también existe en España, la cuarta economía de la zona euro. Podemos tuvo que dedicar muchas de sus fuerzas a desactivar las investigaciones jurídicas y eso desgastó al partido: tuvimos acusaciones de blanqueo de capitales, desobediencia, administración desleal, falsedad documental, nos señalaron como una organización criminal.

Todos esos procedimientos fueron archivados. Incluso un informe sobre la supuesta financiación ilegal de Podemos, un informe burdo pero difundido durante horas por los grandes medios de comunicación españoles. Todo, finalmente, se demostró que era falso.

Pablo Iglesias es Doctor en Ciencia Política e investigador. Preside el Instituto República.

DEJA TU COMENTARIO: