Mundial Qatar 2022: muertes, corrupción y lo que nadie cuenta

Jorge Rial y el equipo de Argenzuela repasaron los hechos de sobornos y de explotación laboral que hay detrás del mundial de Qatar.

La Copa del Mundo de Qatar 2022 es un mundial polémico desde sus inicios. Desde la designación como país anfitrión con el escandalo de corrupción, hasta la situación de esclavitud que atravesaron los trabajadores involucrados en la construcción de los estadios y en la preparación de la ciudad para la competencia que generó la muerte de más de 6.500 personas.



A seis del partido inaugural, Argenzuela realizó un repaso de toda la oscuridad que hay detrás de la máxima competencia deportiva a nivel mundial.

Caso Qatargate

Qatar sorprendió al planeta el 2 de diciembre de 2010 cuando la FIFA lo designó como organizador del Mundial 2022, sin sospechas del escándalo de corrupción que se desataría años después, motivado por un conflicto de intereses.

El emirato fue elegido como anfitrión de la primera Copa del Mundo en Medio Oriente pese a su nula tradición futbolística, su escasa amplitud territorial y su agobiantes temperaturas, que obligaron a correr la competencia a los inéditos meses de noviembre y diciembre.

Incluso con todos esos factores en su contra, el país árabe pudo derrotar a Estados Unidos, Australia, Corea del Sur y Japón en el proceso electivo. La designación final llegó en una cuarta instancia con 22 votos a su favor contra 14 para la candidatura norteamericana.

Las sospechas de corrupción en el procedimiento no pararon de crecer desde ese momento y la FIFA inició una investigación interna a cargo de Michael J. García, exfiscal general de Estados Unidos, quien renunció a su cargo cuando la Comisión de Ética dictaminó que no habían existido irregularidades.

Las investigaciones de la prensa europea revelaron que el presidente de la Federación qatarí y también titular de la Confederación Asiática de fútbol, Mohammed bin Hamman, pagó hasta 3,6 millones a 30 miembros de la FIFA para asegurarse el voto favorable a Qatar.

Nueve días antes de la votación, el entonces presidente de le UEFA, el francés Michael Platini, se había reunido con el presidente de Francia, Nicolás Sarkozy y el jeque Tamim bin Hamad Al Thani, emir de Qatar, para terminar de cerrar el plan.

Qatargate
Michael Platini y Joseph Blatter

Michael Platini y Joseph Blatter

Explotación humana y muerte

Debajo de una magnífica infraestructura, que promete hacer de Qatar 2022 un Mundial para el asombro, subyace una grave situación denunciada por organismos internacionales: la muerte de trabajadores migrantes de la construcción y la explotación a la que son sometidos los obreros.

La Organización Internacional del Trabajo informó recientemente que durante el año pasado 50 trabajadores murieron, 506 resultaron gravemente heridos y otros 37.600 sufrieron accidentes leves en situación de trabajo.

En febrero pasado, el diario británico The Guardian calculó en más de 6.500 el número de migrantes muertos en Qatar desde 2010, en base a informaciones recogidas de las embajadas de India, Bangladesh, Nepal, Sri Lanka y Pakistán en Doha.

El emirato se negó a confirmar oficialmente esa cifra y destacó los progresos registrados en la legislación laboral: la introducción de un salario mínimo de 1.000 riyales (unos 280 dólares) y la abolición del sistema kafala, que convirtió al país en el primero de la región en eliminar las restricciones para que los migrantes puedan cambiar de trabajo y salir de sus fronteras sin permiso de sus empleadores.

Sin embargo, la organización de derechos humanos Amnistía Internacional denunció que el salario promedio para los trabajadores se encuentra por debajo de los 220 dólares y que a muchos de ellos las empresas les retienen el pasaporte al incorporarse a sus proyectos.

Los obreros pagan entre 500 y 4.300 dólares a contratistas en su país de origen para acceder a una oportunidad laborar en el Estado de la península arábiga.

Una vez allí, los trabajadores padecieron condiciones de hacinamiento, sufrieron retrasos en los pagos, fueron impedidos de abandonar las obras, recibieron amenazas y fueron víctimas de tareas forzosas.

Mundial de Qatar

Expulsión de los trabajadores

Distintos periodistas que están en Qatar cubriendo la previa al mundial le contaron a Jorge Rial que semanas atrás la ciudad estaba llena de construcciones y trabajadores. Hace tres días todas esas construcciones se paralizaron y los trabajadores fueron enviados a más de 80 Kilómetros de Qatar.

"La mayoría son trabajadores de la India, Pakistán y Nepal. Se los llevaron porque durante el Mundial no se puede ver a nadie que sea extranjero, trabajador y pobre", indicó Rial. "Lo mismo que hicieron en el 78 en Argentina. La dictadura sacó a toda la gente en situación de calle de la Capital Federal para que no las vieran y tapó las villas", completó.

DEJA TU COMENTARIO: