Cómo funciona la nueva red nacional de carga para autos eléctricos

La iniciativa está a cargo de la empresa Coradir, fabricante del auto eléctrico argentino Tito, y apunta a sumar a comercios interesados en ser parte de la red.

Con un novedoso sistema, Coradir, la automotriz radicada en la provincia de San Luis, lanzó un sistema de Eco Carga apuntado a distintos comercios que quieran ser parte de la red de carga eléctrica que la firma busca armar en el país.

En primer lugar, la novedad parte de la implementación de los nuevos cargadores eléctricos desarrollados por la empresa, que reducen el tiempo de carga de sus vehículos de ocho horas a tan solo dos horas, buscando optimizar los tiempos para un vehículo que se encuentre en tránsito o necesite salir a circular a la brevedad. En segunda instancia, la marca invita a distintos comercios a sumarse a su propia red de carga, colocando de manera gratuita en el comercio interesado, un cargador eléctrico que será parte de la red de carga para los vehículos de la marca y así brindar un servicio distintivo a sus clientes.

coradir-tito2.jpg

El sistema que mejora la carga de la batería ya se encuentra disponible en los modelos de la marca comercializados a partir de la fecha y se puede actualizar en aquellos vehículos que fueron adquiridos con anterioridad. Coradir anunció que la instalación del centro de carga se realizará de manera gratuita, incentivando a los comercios a sumarse a la iniciativa con el fin de posicionar al recinto cómo un lugar innovador, con compromiso con el medio ambiente y las nuevas tecnologías.

La marca informó que cada carga tiene un costo aproximado de $100, contemplando que el consumo eléctrico por hora del cargador ronda los $30, la instalación la debe realizar un electricista certificado, se puede realizar a la intemperie siguiendo ciertos protocolos y el público interesado llegará a la misma a través de la app Contactito, que tendrá cargada la red de carga eléctrica de Coradir en el país.

Las ventajas impositivas de tener un auto “electrificado”

En la actualidad vamos conociendo en profundidad los reales beneficios ambientales que significa pasar de utilizar un vehículo de combustión interna, que consume nafta y contamina por los gases que elimina, a un vehículo “electrificado.

Puede ser híbrido o eléctrico, siendo híbrido el vehículo que equipa un motor a combustión que consume nafta y otro eléctrico hasta los vehículos 100% eléctricos.

Cargador AL 2.jpg

Pero además de esos beneficios ambientales, existen dos beneficios impositivos puestos por el estado con el objetivo de fomentar la compra de este tipo de vehículos. El primer beneficio impositivo es la reducción de un impuesto clave en el costo final de un auto que llega desde el exterior: el impuesto extrazona, que pasa del 35% al 5% o 2%.

El segundo beneficio es la exención del pago de patentes, fundamental para calcular el costo de mantenimiento mensual del 0km. A modo de ejemplo, un vehículo 0km que ronda los $25 millones, pagaría aproximadamente $120.000.- por mes de patente. Gracias a esta exención, ese gasto mensual se ahorra en su totalidad en un híbrido o eléctrico. Lo negativo es que esta medida solo rige en algunas ciudades o provincias de Argentina y no abarca a todo el país.

DEJA TU COMENTARIO: