Barbie Simons contó por qué regresó a la Argentina: "No me arrepiento para nada"

La periodista vivió 10 años en Miami y decidió volver en el mejor momento de su carrera profesional. "Uno tiene la idea del sueño americano y la realidad quizás es otra", explicó.

Barbie Simons estuvo como invitada en La Noche, el programa de Leandro Rud en C5N, donde contó por qué decidió irse de Miami y volver a Argentina en el mejor momento de su carrera. "No me arrepiento para nada. Fue mucho aprendizaje y sentí que cumplí un ciclo", aseguró.

La periodista se mudó a Estados Unidos poco después de la muerte de su padre, el conductor Leonardo Simons, quien se suicidó en octubre de 1996. "Mi hermana estudiaba en la universidad allá hace unos meses. Yo quería estar cerca de ella en un momento durísimo de nuestras vidas", explicó.



"Miami era un lugar donde íbamos de vacaciones y que a mi papá le encantaba. Siempre tenía la ilusión y el anhelo de hacer una carrera allá. Inconscientemente habré ido también a cumplir con ese deseo que él nunca pudo", reflexionó Simons.

Allí hizo su carrera universitaria y consiguió pasantías en radio y televisión. También entró a trabajar en la cadena hispana Univisión, donde llegó a co-conducir el emblemático programa Sábado Gigante junto al presentador chileno Don Francisco.

"Volví estando en el mejor momento de mi carrera. Ganaba veinte veces lo que acá, pero extrañaba mucho a mi abuelo, que lo habían diagnosticado con un cáncer bastante avanzado y por suerte zafó. Mi hermana y mi mamá se habían vuelto, y me volví de un día para el otro", contó la periodista.

"Me había peleado con mi novio de ese entonces, y me acuerdo que salí a correr y decía: 'Tengo todo y no tengo nada'. Para el afuera era todo espectacular pero había un vacío, y tenía que ver con no estar cerca de mi gente", afirmó.

Simons señaló que en Estados Unidos todo es más superficial. "Uno tiene la idea del sueño americano y la realidad quizás es otra. Es muy lindo para ir de vacaciones, pero después también hay una carencia de un montón de cosas: lo anímico, lo emocional, los lazos, los vínculos. Es difícil establecer relaciones sólidas y duraderas", reflexionó.

"No me arrepiento para nada. Fue mucho aprendizaje y sentí que cumplí un ciclo. Yo amo vivir en este país. Me gusta mi historia, mis vínculos, mis amigos, mi familia, la cuestión social y cultural. La plata no es prioridad, nunca lo fue, sino estar cerca de la gente que uno amo, y hoy para mí Argentina es eso", concluyó.

DEJA TU COMENTARIO: