La pérdida del valor adquisitivo de los salarios: la línea del hambre

Las remuneraciones están atrasadas y se genera mayor pobreza: hay 4,5 millones de argentinos en situación de indigencia.

Hablamos de la importancia de los salarios en una economía que tiene el 75% del crecimiento explicado por los ingresos familiares, de los cuales el salario es el principal en los hogares junto a las jubilaciones y pensiones que lo complementan. Estamos retrasados en los salarios de manera notable, hay una suma fija en discusión que va a tener que ser importante: no menos de 45 mil pesos a mi criterio.

¿Qué quiere decir para una economía como la nuestra que los salarios estén tan deprimidos? Le voy a dar tres datos. Primero: van cinco meses en los que la economía no crece. Segundo: el sector privado generaba 30 mil puestos de trabajo formales por mes, el mes pasado se generaron 6.300. Y tercero, el más preocupante: la pobreza ha crecido al 38,5% y la indigencia a 9,4%.



Hay 17,5 millones de argentinos en situación de pobreza y casi 4.500.000 en situación de indigencia, que es una palabra sofisticada con la cual ocultamos que es la línea del hambre. Si no hubiera ayuda sobre esos ciudadanos pasarían claramente privaciones muy complicados.

Por lo tanto, menos empleo, crecimiento económico detenido y aumento de la pobreza. Todo porque los salarios están muy atrasados, no solo con respecto al 2016, si hacemos una comparativo con 2017 la masa salarial está un 25% por debajo del poder adquisitivo real.

A resolver estos problemas, ya que el Gobierno debiera estar abocado con mucho énfasis porque son los que provocaron que en la elección legislativa de medio mandato perdiera 4.100.000 votos.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: