Cómo se preparan los bancos para evitar que sus clientes se sobreendeuden

Los avances tecnológicos son aliados centrales para que las empresas financieras colaboren con las finanzas personales de sus clientes. De qué se tratan estas tecnologías y por qué van a ser de vanguardia durante 2024.

Cada vez que una persona toma deuda y su economía se ve afectada por no poder afrontar los pagos, suele ocurrir que los bancos no solo inician un proceso de cobranzas, sino que el cliente comienza a bajar su score crediticio. Para evitarlo, las entidades financieras tienen al alcance tecnologías que les permiten conocer la solvencia de sus clientes en profundidad, y cuál es la probabilidad de que se sobre-endeuden u obtengan más crédito del que puedan pagar.

En este marco, el score de sensibilidad se posiciona como una herramienta clave para una mejor colocación de capital, en la que los bancos pueden determinar políticas específicas que fomenten el financiamiento acorde a las posibilidades de sus clientes, es decir, que puedan brindarles alternativas de crédito para mantener estable su salud financiera. Esta solución es única en el país, y fue desarrollada siguiendo estándares internacionales donde ya está comprobado que este tipo de servicio es un éxito al momento de evitar sobre-endeudamiento de clientes, y realizar ofertas personalizadas.

Ante contextos inflacionarios en los que se erosiona el poder adquisitivo de las personas, el endeudamiento continúa en ascenso. Un análisis elaborado en 2023 por Focus Market determinó que 4 de cada 10 hogares tienen deudas con alguna entidad bancaria, mientras que 8 de cada 10 mantienen deudas con prestamistas, comercios, servicios e impuestos, entre otras entidades no bancarias

Para acompañar a sus clientes a cumplir con sus obligaciones financieras, es importante que los bancos se transformen tecnológicamente, incorporando soluciones que colaboren con la sensibilidad de las carteras, haciendo más eficiente el funcionamiento del negocio. Mediante la implementación de tecnologías como los scorings de sensibilidad, las empresas financieras pueden actuar con prudencia y no empujar a sus clientes a la mora, o bien por el contrario, si cuentan con mayor capacidad de pago, ofrecerles productos financieros personalizados acordes a sus necesidades.

El objetivo es evitar que las personas asuman una nueva deuda que esté por encima de lo que pueden pagar, o bien, facilitarles la adquisición de nuevos productos de manera responsable según su estado crediticio actual, a partir de un modelo estadístico que evalúa su capacidad de pago.

El score de sensibilidad es único porque no existe herramienta equivalente que permita analizar la sensibilidad de los clientes de acuerdo a su salud financiera. Este desarrollo posibilita medir cuál es la probabilidad de que una persona que tiene sus deudas al día se vuelva morosa si aumenta su endeudamiento en un porcentaje determinado. Un ejemplo típico que ilustra esto, es el aumento de una deuda que surge al ampliar los límites de una tarjeta de crédito.

A partir de la implementación del score de sensibilidad los bancos y las compañías financieras de todo tipo pueden casi de manera inmediata establecer una política clara, informada y segura para los tomadores de crédito.

Otra ventaja de la implementación de esta solución de tecnología se vincula a la eficiencia en los procesos internos. En todo el mundo las plataformas que contienen los scorings de sensibilidad son especialmente diseñadas para que las áreas de riesgos de los bancos y todo tipo de entidades financieras puedan manejarlos de forma independiente de las áreas de sistemas.

El score de sensibilidad se puede incorporar al conjunto de las políticas de decisiones, esto es, asignaciones de créditos nuevos, administración de créditos existentes y aumentos de límites para la renovación de crédito. Esta propuesta permite la mejor forma de automatizar la toma de decisiones, con flexibilidad y velocidad.

La transformación tecnológica ya es moneda corriente en un contexto en el que las compañías financieras buscan adaptarse y crecer. Los bancos como jugadores importantes de la economía formal, tienen hoy la posibilidad de innovar incorporando tecnologías de vanguardia que les permitan una gestión más eficiente de sus clientes y su capital. Es solo cuestión de tiempo para que aquellos que sean pioneros, alienten a todo el ecosistema a transformarse.

Alberto Teszkiewicz es Coordinador de Desarrollo e Investigación en SIISA.

Noticias relacionadas

DEJA TU COMENTARIO: