"Perdidos en la ciudad", la evolución del reality

El ciclo de Telefe encontró una nueva forma de hacer realities, sin caer en los mismos clichés de siempre.

Por Adrián Pallares
@adrianpalla

Por Rodrigo Lussich
@rodrigolussich



"Perdidos en la ciudad", el reality que conduce Mariano Peluffo por la pantalla de Telefe, es uno de los programas más creativos de esta temporada.

Acostumbrados a que el reality show sea solamente un show voyeurista, en donde lo más importante para mostrar son cuerpos desnudos o situaciones "histéricas" y violentas, este programa es un paso adelante en el formato, con calidad y con el eje puesto en los "choques" de culturas distintas.

La primera temporada del ciclo tuvo a familias occidentales viviendo en tribus, este año el tema se invirtió y las tribus viajaron a Buenos Aires y el giro dramático fue sorpresivo y contundente para los espectadores.

Las principales virtudes del programa son la realización de imagen, las historias que se van armando, la naturalidad de los personajes, la calidez del conductor y por sobretodo el respeto para quienes participan del ciclo, no hay degradación ni basureo a los integrantes del reality, como suele suceder en este tipo de programas.

"Perdidos en la ciudad" es la evolución del reality
, con las armas más leales, sin dejar de ser un show televisivo y popular, que intenta llegar al gran público sin golpes bajos ni momentos bochornosos. Un lujo en este tipo de ciclos.
DEJA TU COMENTARIO: