"Blonde", la nueva película de Netflix sobre Marilyn Monroe, despierta amores y odios

La plataforma de streaming estrenó la adaptación al cine de la novela homónima de Joyce Carol Oates, con la dirección de Andrew Dominik y protagonizada por Ana de Armas.

Blonde, película original de Netflix protagonizada por Ana de Armas sobre la vida de Marilyn Monroe, tuvo su lanzamiento en el Festival de Venecia en donde dividió las aguas: hubo algunos que la amaron y otros que no la disfrutaron tanto.

Uno de los productores es Brad Pitt, tiene la duración de casi 3 horas y está filmada en gran parte en blanco y negro. La historia está basada en la novela Joyce Carol Oates, conocida escritora norteamericana. Es importante aclarar entonces que la película reconstruye los hechos de una manera inventada o ficcional, pero por supuesto partiendo de sucesos reales.



Otro punto a destacar es que no es una biopic tradicional. No tiene ese esquema de asenso de personaje, luego su momento de fama y gloria, caída en las drogas y final trágico. Acá se maneja una narrativa completamente diferente. Esta es una película psicológica, nos vamos a meter en la mente de Marilyn Monroe de manera mas onírica, vamos a vivir con ella la sensación de soledad e inseguridad que experimenta en un montón de momentos.

Por eso es difícil seguir el hilo y hay muchos que se van a sentir abrumados. Todo el tiempo el cineasta Andrew Dominik trabaja como un rompecabezas y juega por el lado de las experimentación. Eso refuerza la sensación de sentirnos abrumados por momentos.

Cabe señalar que no va a tener el mismo tratamiento estético igual todo el tiempo. Quizás hay una secuencia larguísima y por otro lado, una escena corta, así como el estilo de actuación cambia de un momento a otro. El director va a buscar, jugar y manejar distintos estilos por eso puede generar esa sensación en el espectador de sentir de decir "no se bien qué estoy viendo en este momento".

El director de fotografía junto con el realizador cuentan la historia a través de las imágenes icónicas de su vida como por ejemplo, Marilyn con el vestido blanco. Nos va a mostrar qué pasó con sus padres, su relación con la industria que fue muy toxica, sus parejas a lo largo de los años y también todo lo que tiene que ver con abusos sexuales y acoso que sufrió.

Es una película que tiene mucha carga y que puede generar esa sensación de angustia, porque es una historia triste la que nos están contando. La historia de Marilyn fue triste aunque en las películas, escenas y toda esa época dorada se la veía sonriendo y de buen humor, ya que detrás de eso había un trasfondo de una persona que no la estaba pasando bien.

La película es muy buena y muy interesante. Creo que no es para todos y entiendo porque la crítica está dividida, algunos momentos no están bien logrados , genera la sensación de confusión y no se termina de entender donde esta el foco.

Me hizo acordar por momentos a la película Spencer, sobre Lady Di: desde lo que es el tratamiento estético y visual, es exquisito.

Mención aparte para la actuación Ana de Armas, derecho a los Oscar o al menos una nominación asegurada. El premio tiene que ser para ella por este trabajo inmenso: no está imitando, ella es Marilyn.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: