Víctor Hugo Morales: "Algo misterioso ocurrió cuando murió Maradona... nació Messi"

El periodista y relator habló con C5N sobre sus experiencias en los Mundiales, su relación con el inolvidable Diego y sus expectativas para la Copa del Mundo de Qatar.

Por Marcos Principi y Fabián Rodríguez.- Su primer recuerdo de un Mundial se remonta a sus 7 años, cuando junto a sus compañeros de colegio se encontraba rodeando el escritorio de su maestras para escuchar por radio la transmisión del partido de semifinal entre Uruguay y Hungría de la Copa del Mundo de 1954 que se disputó en Suiza.



Desde entonces Víctor Hugo Morales siguió cada una de las Copas del Mundo hasta que con tan solo 16 años, cuando empezó a dar sus primeros pasos en el periodismo, empezó a soñar con ser parte de uno. Estuvo cerca en 1970, pero la radio donde trabajaba no pudo comprar los derechos. Se quedó afuera también en el 1974, pero sus jefes se inclinaron a último momento por otro compañero.

Víctor Hugo Morales

Finalmente pudo cumplir su sueño en 1978 cuando pudo transmitir su primer mundial para Uruguay. Al mundial de España de 1982 ya llegó como un relator importante de la Argentina pero su consagración llegó en el '86, cuando le tocó describir en palabras el gol más formidable de la historia del fútbol. “A Diego le debo los momentos más inspirados de mi vida de relator”, reconoció.

Desde entonces no faltó a un solo mundial. El de Qatar será su cobertura número 12 en una Copa del Mundo. En una entrevista exclusiva con C5N, Víctor Hugo repasa su trayectoria, recuerda los momentos vividos con Maradona y habla de las expectativas que le genera Lionel Messi y “la scaloneta”.

- ¿Qué representan para vos los Mundiales?

Víctor Hugo - Yo no soy tan hincha de los Mundiales. A mi me gustaría un largo campeonato como los torneos locales, porque los Mundiales están en manos del azar. No siempre gana el mejor y no se hace justicia con algunos equipos que se van fracasados porque perdieron en cuartos de final por penales y podrían haber sido campeones. Me parece que son una carrera de 100 metros con muchos obstáculos impensables. Cuesta demasiado imaginar el derrotero de una selección en la competencia. No necesariamente gana el mejor y eso en el deporte para mí es un poco decepcionante.

Copa del Mundo

- La mayoría de los relatores te tienen como referente. ¿Sentís que hiciste escuela en el relato deportivo?

VH - Hay una etapa que empieza en los años 80´ con la que yo creo que estoy involucrado. Un relato más rápido, más vivaz y seguidor del juego en todos sus detalles sin dejar pasar nada, con un ritmo siempre vibrante, a veces hasta obsesivo, y con una tendencia a buscar algunas metáforas, palabras, ideas y frases que le den un poco de vuelo a aquello que objetivamente es limitado porque se trata de decir quién tiene la pelota y para dónde la juega. Pero en un gol, en un momento definitorio de un campeonato hay muchas cosas que sentir en nombre de la gente y yo creo que todo eso hay un aporte de mi persona. Creo que sí, que hay una huella.

VH

El de Qatar será el primer Mundial sin Maradona. ¿Qué significa eso para vos?

VH - El Mundial sin Maradona es una frustración y una tristeza para todos. Es la primera vez desde 1982, pasando por alto el Mundial juvenil del 79´, que no va a estar. Siempre estuvo, jugando, dirigiendo, o en programas de televisión que felizmente lo hicimos juntos. Así que será una ausencia total y sin embargo una presencia absoluta. Queda la leyenda y el amor por Diego. Está la gratitud del fútbol. La fecha de su muerte ocurre justamente durante el transcurso del mundial y yo supongo que hasta el mundial se va a detener en muchos momentos para recordar a Diego que estará omnipresente.

Maradona, gol a los ingleses

- ¿Cómo fue hacer un programa mundialista con Maradona?

VH - Fue maravilloso porque me acerqué a un hombre muy bueno, un ser humano que me resultó cálido, sincero, humilde, para nada un divo, sin un solo gesto o palabra de desdén para nadie al cabo de 35 días en Brasil y 33 días en Rusia. Fue maravilloso, estoy seguro que Diego es bueno como el pan, salvo que lo agredan. Agredido es un león. Diego también fue una víctima del amor de los demás, una víctima de su propio apellido, de su historia. Un hombre que no podía cruzar a la mejor playa del mundo a mojarse los pies y estaba a 50 metros. La vida de él fue muy compleja. Una persona que no tenía derecho a ir a un restaurante y sentarse con sus amigos a matarse de la risa con anécdotas porque no lo dejaban vivir. Un hombre que salía del baño subiéndose el cierre del pantalón y se encontraba con periodistas. No lo dejamos nunca en paz a Diego. Fue maravilloso conocerlo y tratarlo íntimamente. Nos sentimos muy consustanciados con un amor construido en el respeto mutuo y por supuesto en mi adoración personal porque además a Diego le debo los momentos más inspirados de mi vida de relator.

Víctor Hugo Diego Maradona

- ¿Qué tenía la selección del '86, además de Diego Maradona, para salir campeón?

VH- Argentina fue el mejor en todos los partidos que jugó. Con cada rival siempre fue mejor. Fue un equipo que jugó muy bien el fútbol, tocaba la pelota en la mitad de la cancha como ningún otro seleccionado y fue el vencedor del mejor campeonato del mundo de la historia según mi concepto. Había 10 o 12 equipos que estaban habilitados para ganar el torneo. Brasil y Francia tenían grandes jugadores. Había sorpresas como Dinamarca que tenía un equipo fantástico y Uruguay que estaba en un nivel estupendo. Me parece que fue un mundial excepcional y que la Argentina fue mejor que todos los adversarios que fue enfrentando. Por ende ganó el mejor campeonato del mundo y eso lo hace para mi el seleccionado ideal de todos los tiempos.

Selección Argentina 1986

- ¿Qué expectativas te genera Lionel Messi y la Selección de cara al Mundial?

VH- Lionel Scaloni, como Bilardo con Diego, ha sabido crear una mística formidable en torno a Messi. Algo misterioso, casi esotérico y espiritual, ocurrió cuando muere Diego: nació Messi. Nació el Messi líder que se hace cargo de todo como sucedía con Diego. Fue una casualidad, pero se dio de esa manera, se dio en esos tiempos, en esas fechas. Messi hoy no solamente es el mejor del mundo sino que también es Diego para el equipo. Es el líder, el que manda, el que banca y el que aguanta. Creo que es un plus excepcional frente a los otros equipos. La Argentina sin Messi es muy buena y estaría en condiciones de pelear contra cualquier adversario, con Messi tiene un plus. Solamente esa maravilla que es el fútbol que es un igualador de posibilidades entre un equipo que tiene un poco más y un poco menos tienen un poco menos o que juega menos que su adversario e igual gana, por lo tanto no se puede hacer un pronóstico sensato. Pero la Argentina tendría que ser protagonista y estar en las semifinales por lo menos como exigencia al nivel de equipo que tiene.

Messi

DEJA TU COMENTARIO: