Boom de SUVs en 10 años: de 10% a 36% de los modelos más vendidos

Mientras que una década atrás apenas un puñado de marcas participaba de la categoría en el país, hoy ya son 18 de los 50 vehículos en el top 50. El detalle de la evolución.

La explosión de los SUVs en el mercado automotor se desarrolló a un ritmo vertiginoso en los últimos diez años: así, mientras en 2012 los modelos de este segmento representaban un 10% del top de ventas con presencia apenas de puñado de marcas, hoy supera el 35%, guarismo que podría ser superior de no mediar las trabas a la importación, ya que los únicos nacionales son Volkswagen Taos y Toyota SW4.

Una década atrás, de acuerdo a los reportes de la Asociación de Concesionarias de la República Argentina (ACARA), apenas siete modelos aparecían en las planillas entre los 50 modelos de autos más vendidos y los 20 utilitarios livianos. Es que con su surgimiento se dio una indefinición conceptual y se dividían aleatoriamente en esos dos rubros en los reportes de patentamientos.



El pionero Ford EcoSport lideraba con comodidad y aparecía por esas fechas el primer competidor de peso entre las marcas generalistas, con Renault Duster. Por otra parte, modelos como el Honda CR-V, Toyota RAV4 o el Chery Tiggo computaban entre los utilitarios livianos, fuera del listado de vehículos particulares. Con menor margen de venta también aparecían el Dodge Journey y el Toyota SW4, el único modelo nacional de la nómina.

Cinco años más tarde, en 2017, el segmento comenzaba a engrosarse, y aquellos seis modelos iniciales pasaron a ser diez en el top 50, es decir un 20% de los modelos. Por lo pronto, la batalla conceptual estaba zanjada: los SUVs dejaron de figurar entre los utilitarios. Ya peleaban en el mercado Chevrolet Tracker, Jeep Renegade, Honda HR-V, Citroën C3 Aircross, Renault Captur, Peugeot 2008.

En este 2022, de acuerdo al último reporte de patentamientos de ACARA, 18 de los 50 modelos más vendidos son SUVs. Con una particularidad: utilitarios como las pickup y particulares computan en el mismo ranking.

Marcas que en 2012 no tenían participación significativa en el segmento se integran con varios modelos, en una estrategia por acotar su abanico de autos y concentrarse en los SUVs, como Volkswagen con la armada de Nivus, Taos, T-Cross. O Ford, que a nivel global decidió orientarse a SUVs y pick ups y hoy tiene en la lista a EcoSport, Territory y Bronco. A estos seis modelos mencionados se suman: Toyota Corolla Cross, Citroën C4 Cactus, Fiat Pulse, Chevrolet Tracker, Jeep Compass, SW4, Nissan Kicks, Peugeot 2008, Jeep Renegade, Honda HR-V, Renault Captur, Jeep Commander.

Asimismo, por distintos motivos, aunque mayormente por los problemas de trabas a la importación, marcas importadoras (es decir, sin fábrica en el país) no aparecen el listado pese a contar con modelos en oferta, como las chinas Haval, Jetour, Lifan, entre otras.

Un hecho similar ocurre en la alta gama, con firmas importadores que ampliaron su portfolio de SUVs y en algunos casos no tienen disponibilidad de vehículos o las ventas son muy acotadas. Entre las generalistas, también ocurre algo similar con modelos como Peugeot 3008 y 5008, Chevrolet Equinox y TrailBlazer, Ford Kuga, entre otros, que no asoman en el top 50 por falta de disponibilidad de unidades.

DEJA TU COMENTARIO: