Atentado contra Cristina Kirchner: amplían la declaración de Sabag Montiel y su novia

Lo ordenó la jueza María Eugenia Capuchetti, quien exhibirá las nuevas pruebas en su contra y les dará la posibilidad de que se defiendan. A partir de los mensajes se llegó a una nueva detención.

Luego de que durante las investigaciones se encontraran pruebas reveladoras en el celular de Brenda Uliarte, novia del atacante de la vicepresidenta Cristina Kirchner, la jueza María Eugenia Capuchetti ampliará durante las próximas horas las indagatorias de Fernando Sabag Montiel y su novia.

La intención de la magistrada es exhibirles las nuevas pruebas en su contra y darles la posibilidad de que se defiendan. Además, la expectativa está en poder responder quiénes más podrían haber estado en la instigación o ejecución del plan.



Al mismo tiempo, la jueza ordenó el secreto de sumario a la espera de los resultados de una serie de diligencias que se mantienen bajo reserva y que no solo servirían para agrandar la acusación contra Uliarte y Sabag Montiel.

Por otra parte, la Justicia logró detener a una nueva sospechosa por el intento de atentando contra la vicepresidenta Cristina Kirchner. Se trataría de una mujer que habría tenido contactos con Brenda durante el día del intento de ataque y podría ser parte de “La banda de los copitos”, según detallaron en C5N.

La nueva detenida, de apellido Díaz, también será indagada en las próximas horas.

Qué información se encontró en el celular de Brenda Uliarte

La Justicia encontró pruebas en las que ambos hablan de la organización de un intento de atentado a la vicepresidenta, que finalmente no sucedió y pero ocurrió días más tarde.

Según detallaron fuentes judiciales, la planificación data del 27 de agosto: ese mismo día, Sabag Montiel le envió una serie de mensajes a su pareja, mientras se encontraban en las inmediaciones de Juncal y Uruguay, donde está el departamento de la expresidenta.

“No, ya se me metió adentro y el escenario el anfiteatro lo sacaron. Le toqué la espalda a Axel Kicillof y se metió en un Toyota Etios eh y se fue, un quilombo. Ella está arriba pero no creo que salga así que ya fue, dejá, voy para allá, quédate ahí. No traigas nada”, decía uno de los mensajes que ahora es parte de la investigación.

Además de mencionar que había cámaras de canales de televisión en la zona, el detenido le dijo a Uliarte que “hay poca gente”, algo que empeoraba su plan.

“La gente se está yendo, y el momento es ese, ahora ya es tarde. O sea, son las 12 y ella salió a esa hora, y era a esa hora, o sea el escenario era con ella porque la habrán seguido. ¿Entendés? Después vamos a ver en la tele a ver qué pasó porque cuando ella se metió la siguieron y ahí tendría que haber sido”, agregó.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: