Revés para Bolsonaro: rechazaron su pedido para anular votos y le impusieron una multa millonaria

La Justicia consideró que el Partido Liberal no presentó evidencia de fraude y le impuso una multa millonaria por "mala fe". El oficialismo había denunciado el "mal funcionamiento" de 280.000 urnas electrónicas.

El presidente del Tribunal Superior Electoral (TSE), Alexandre de Moraes, negó la solicitud de verificación extraordinaria del resultado de las elecciones presidenciales donde se impuso Lula da Silva. Consideró que el PL no presentó evidencia de fraude que justificara la reevaluación de los votos.



También le impuso a la coalición oficialista una multa de 22,9 millones de reales, equivalente a unos 4,2 millones de dólares, por presentar argumentos "absolutamente falsos". Señaló que el pedido fue "ostensiblemente ofensivo al Estado Democrático de Derecho y realizado de manera inconsecuente, con el propósito de alentar movimientos delictivos y antidemocráticos".

El presidente del PL, Valdemar Costa Neto, había denunciado el martes que cinco de los seis modelos de urnas electrónicas utilizadas, unas 280.000 en total, presentaron "fallas irreparables". Se basó en una auditoría técnica realizada por el Instituto Voto Legal (IVL), contratado por el PL, que encontró supuestas "pruebas concluyentes de mal funcionamiento de las máquinas de votación electrónica".

"Los votos válidos y auditables de la segunda vuelta de las elecciones de 2022 dan fe de un resultado diferente al anunciado por este TSE el 30/10/22, otorgando una posición preferencial de 51,05% de la población al presidente Jair Bolsonaro", sostuvo el recurso desestimado.

Bolsonaro volvió a la sede del Gobierno tras varios días de ausencia

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, volvió este miércoles a la sede del Gobierno después de estar 19 días confinado en su residencia oficial tras la derrota en el balotaje contra Lula da Silva. El mandatario se reunió con el vicepresidente electo Geraldo Alckmin para iniciar la transición.

El líder del Partido Liberal llegó a las 9 al Palacio del Planalto, que es la sede del Poder Ejecutivo, después de haber ido por última vez el 3 de noviembre. El vicepresidente Hamilton Mourao manifestó en los últimos días que la ausencia pública de Bolsonaro se debió a que no podía ponerse pantalones largos por una enfermedad en la piel.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: