La nueva extrema derecha: líderes de 15 años y jóvenes captados en redes y juegos online

Antes, los partidos xenófobos y racistas tenían caras visibles y trataban de participar en las elecciones. En la actualidad, tienen como objetivo a la Generación Z y se estructuran en células.

A partir del intento de homicidio contra la vicepresidenta Cristina Kirchner se puso sobre la mesa el fenómeno de las oleadas de extrema derecha que penetran en la juventud. En el último tiempo se está produciendo una segunda ola en Europa y Estados Unidos que tiene características distintas a la anterior: en la primera contemplábamos a partidos xenófobos y racistas que tenían caras visibles, se organizaban como partido político y trataban de participar en las elecciones.

Mientras que esta nueva ola está compuesta por la Generación Z, jóvenes nacidos entre 1990 y 2010 que se estructuran en células de 15 o 20 miembros y tienen como objetivo cometer alguna acción transgresora o "heroica". El mejor ejemplo es un movimiento juvenil en Alemania liderado por un chico de 13 años. La extrema derecha intenta reclutar a sus miembros en redes sociales y juegos online, en ese escenario de células descentralizadas que buscan acciones de alto impacto.



En nuestro país, las condiciones para un crecimiento de estos grupos se aceleran: el 90% de los jóvenes tienen una mirada negativa sobre el futuro y más de la mitad no se siente representado por ningún político y desearía irse del país. Es decir, malestar político sumado a malestar económico.

Como consecuencia, distintos movimientos que parecían marginales amplificaron sus mensajes contra los pobres, el feminismo y lo que denominan "populismo". Hay que estar atentos, porque el fenómeno de la nueva extrema derecha presenta un formato distinto, con líderes de entre 15 y 20 años que buscan conectar con sus pares a través del odio, el miedo y el resentimiento.

DEJA TU COMENTARIO: