Conflicto por los neumáticos: reunión clave para destrabar la situación

Esta tarde se realizará un acercamiento entre el sindicato y las empresas para retomar las negociaciones. En caso de no llegar a un acuerdo, desde el Gobierno anticiparon que abrirían las importaciones para evitar el desabastecimiento.

El Sindicato Único de Trabajadores del Neumático Argentino (Sutna) y las empresas se reunirán desde las 14 en el Ministerio de Trabajo con el objetivo de acercar posiciones en un conflicto que lleva varios meses, luego del cuarto intermedio acordado el lunes pasado ante la ausencia de acuerdo.

Según trascendió, Claudio Moroni mantuvo esta mañana un encuentro con los empresarios del sector y continuará en contacto con las partes para ir encauzando el diálogo de esta tarde. Esto se dará bajo la supervisión de la directora nacional de Relaciones y Regulaciones del Trabajo, Gabriela Marcello, en un marco en el que el escenario quedó agravado con la confirmación del cierre temporario de varias de las empresas del sector de los neumáticos y el automotriz.



En medio de este conflicto, el Gobierno nacional ya anunció que habilitará las importaciones de neumáticos si durante la reunión de esta tarde no se resuelve el conflicto sindical en las fábricas del sector y, además, pondrá a disposición de las terminales automotrices el stock de piezas incautado en la Aduana "para que puedan seguir produciendo".

El lunes pasado, sindicalistas y empresarios negociaron en la dependencia ministerial de la Avenida Leandro N. Alem al 600 una salida al grave conflicto que lleva cinco meses, pero no alcanzaron un acuerdo, por lo que el gremio ratificó la continuidad del paro por tiempo indeterminado y los bloqueos a las empresas.

El conflicto, que comenzó por reclamos salariales y luego sumó otras demandas, ya paralizó la producción de las compañías Bridgestone, Pirelli y Fate y, ayer anunciaron una medida similar cuatro terminales de la industria automotriz.

La planta de Ford de la localidad bonaerense de General Pacheco paraliza desde el lunes dos turnos ante "la ausencia de provisión de neumáticos para equipar los vehículos", en tanto ayer adoptaron idéntica decisión la Fiat, Chevrolet y Toyota, de la ciudad de Zárate.

Las empresas rechazaron la metodología utilizada por el Sutna, al que acusaron de tener "intereses políticos y sindicales" por su pertenencia al Partido Obrero (PO) y por aplicar prácticas "ilegales, autoritarias y antidemocráticas que violan la libertad de circulación y de trabajo", e indicaron que los operarios percibirían hoy un salario bruto de 400 mil pesos.

Para Crespo, las patronales procuran imponer el cierre de la paritaria 2021-22, desconocer los reclamos y proponer un aumento insignificante para 2022-23 del 38%, lo que Pirelli y Bridgestone negaron al expresar que desde marzo último presentaron cinco propuestas de aumento salarial por arriba de la inflación, a lo que "el Sutna insistió con elevar al 200% el valor de las horas trabajadas los fines de semana", señalaron.

El conflicto afecta de forma grave no solo a los trabajadores y a la industria del neumático, sino a la economía nacional y a la actividad automotriz a partir del riesgo de la partida definitiva de las empresas de la Argentina, sostuvieron algunas fuentes gremiales.

"El conflicto se fue de las manos. En Trabajo habría que cerrar mañana al menos la paritaria 2020-21. Allí no hay tantas diferencias, ya que el gremio reclamó un 71% y la empresa ofreció un 68. Se estuvo a punto de cerrar, pero el sindicato se negó y exigió un acuerdo total. La expectativa es que mañana haya un avance", dijeron ayer los voceros.

Massa cruzó al sindicato de neumáticos: "No podemos ser rehenes"

El ministro de Economía, Sergio Massa, se reunió este martes con representantes de las empresas automotrices, autopartistas y de los sindicatos, en el marco de la crisis que se generó a partir del conflicto salarial con los trabajadores del sector neumáticos, que viene provocando demoras de producción en algunas terminales.

"No podemos ser rehenes de situaciones de inflexibilidad, casi de capricho. Y mucho menos que un grupo muy chiquito ponga en riesgo casi 150.000 empleos, más de 1.000 autopartistas, todas las terminales automotrices", advirtió Massa.

El titular del Palacio de hacienda remarcó que, a raíz de este conflicto, la Argentina "no se puede dar el lujo de perder casi u$s40 millones por día y más de u$s200 millones en exportaciones de acá a fin de año".

Massa señaló una situación que en Economía llamó la atención a partir del inicio del conflicto. Se trata del crecimiento de las medidas cautelares a favor de importaciones. Por tal motivo, anunció que la Aduana realizará un proceso de auditoría y retención de stocks, y que todo el stock retenido e incautado será puesto a disposición de las terminales automotrices.

"Tenemos que mostrar no solo la voluntad, sino la determinación de garantizar el funcionamiento normal del sector automotriz y autopartistas. Si eventualmente mañana (por el miércoles) no se resolviese el conflicto, vamos a habilitar a las empresas fabricantes como importadores de emergencia para que puedan importar todos los neumáticos que necesiten para abastecer a las automotrices", aseguró.

La reunión se llevó a cabo en el ministerio de Economía. Además de Massa, participaron el secretario de Industria, José Ignacio De Mendiguren, el secretario de Comercio, Matías Tombolini, y miembros de la Asociación de Fabricantes de Automotores (Adefa), la Asociación de Fabricantes de Componentes (Afac, que nuclea a los autopartistas) y los sindicatos Smata y la Unión Obrera Metalúrgica.

Las tres empresas que producen neumáticos en la Argentina, Pirelli, Fate y Bridgestone, estuvieron presentes en su condición de miembros de Afac.

DEJA TU COMENTARIO: