La "confesión" de Pepín Rodríguez Simón

El exoperador judicial de Mauricio Macri, prófugo de la Justicia argentina, presentó un escrito en Uruguay en el que terminó admitiendo su rol durante el gobierno de Cambiemos.

Fabián “Pepín” Rodríguez Simón, el exoperador judicial de Mauricio Macri que está prófugo de la Justicia argentina –con pedido de captura de Interpol- fue encontrado por C5N en Punta del Este.

¿De qué se lo acusa? Hace un año ya, terminó por confesar por escrito, cuál fue su verdadero rol durante la administración de Cambiemos: su intervención en causas, su incidencia para nombras a jueces de la Corte Suprema y cómo llevó adelante acciones que no estaban relacionadas con sus cargos formales.



En máximo sigilo, y con la exigencia a la Justicia uruguaya de que su presentación sea secreta, fue una confesión sobre su papel como operador judicial.

El documento, extenso y voluminoso, intentó colocarlo en situación de perseguido ideológico pero que, al mismo tiempo, ratificó las sospechas sobre cómo fue su nivel de influencia durante el macrismo. Sin quererlo, admitió los cuestionamientos de los que fue objeto por ser el nexo entre jueces y el gobierno de Macri, en una actuación sin marco legal que lo coloca en la categoría de “operador”. “Pepín” incluso se jacta en el escrito de haber sido el ideólogo de cómo y a quiénes se propuso como candidatos a jueces de la Corte Suprema de Argentina.

Sostuvo que es víctima de “proscripción política” y “hostigamiento mediático”, y “discurso de odio”. Dijo que las denuncias penales en su contra son “descaradamente políticas y revanchistas”. Despotricó además contra periodistas y dirigentes del Frente de Todos. Acusó a “servicios de inteligencia de seguirlo”.

Atribuyó “distorsiones sobre mi situación procesal” su pedido de captura internacional que avaló Interpol y reconoció que recibe información de “periodistas independientes” sobre su certeza a ser encarcelado. Y de esto culpabilizó a su prohibición de salida del país. Evitó así mencionar por qué jamás regresó para la indagatoria lo que disparó su pedido de captura.

Para pedir el asilo político en Uruguay, también se desarrolla en el documento cómo “Pepín” se unió a Macri en 2007. Describió cargos y roles –incluido su rol en el Ministerio de Ambiente, donde llegó a ser procesado por la UCEP (esto no lo mencionó)- y se autodefinió como “interlocutor y enlace político del PRO con la Coalición Cívica, a nivel local (CABA), nacional y regional”. También se autodefinió como “interlocutor político del PRO con movimientos sociales de izquierda”.

“Como asesor ad honorem del GCBA fui enlace con el Gobierno Nacional durante la presidencia de Mauricio Macri en temas políticos, jurídicos e interjurisdiccionales”, confesó, sin explayarse. Adjuntó fotos con Susan Sigal del “Counsil (sic) of Americas”.

“Soy abogado de confianza de Macri y de Rodríguez Larreta”, enunció a continuación, además de “consultor de cuestiones técnicas de derecho internacional”. “Soy íntimo amigo personal de José María Torello desde hace más de cuarenta años”, indicó. Es otro de los imputados por la mesa judicial y su interacción en la presión de jueces.

DEJA TU COMENTARIO: