13 de enero 2022 - 10:23

Murió Ronnie Spector, la cantante del clásico "Be My Baby"

La vocalista del exitoso grupo The Ronnetes falleció el miércoles tras una larga lucha contra un cáncer. Tuvo una conflictiva relación con Phil Spector, su productor y abusivo marido.

Ronnie Spector, voz líder del grupo vocal de chicas The Ronnetes, murió el miércoles a los 78 años en Nueva York tras una larga lucha contra un cáncer.

La vocalista alcanzó gran popularidad de la mano de canciones como "Be My Baby" y "Baby I Love You", entre otras, producidas por Phil Spector, su productor y abusivo marido.

Tras una sucesión de éxitos que colocaron a The Ronnetes en la mira de los grandes grupos de la época, como Los Beatles y Los Rolling Stones, para que abriera sus conciertos, la figura de Ronnie se fue diluyendo a raíz del férreo control sobre su vida que ejerció el famoso productor que, años más tarde, moriría en una cárcel por un femicidio.

Tras un intento fallido de contratar solo a Ronnie, Spector tomó en sus manos al grupo y lo consagró con una serie de éxitos entre los que también figuran "The Best Part of Breakin' Up", "Do I Love You?" y "Walking in the Rain".

Pero mientras la fama del grupo crecía al punto que las grandes estrellas de la época las reclamaba para abrir conciertos o para proyectos conjuntos, la vida de Ronnie se convertía en un infierno a partir de su relación amorosa con el productor.

Embed

Los celos enfermizos y el férreo control sobre cada una de sus actividades convirtieron a la artista en una verdadera prisionera de Phil, quien la confinó en su mansión una vez que se casaron y la vida artística de The Ronnetes llegó a fin con el cambio de década.

La carrera solista de Ronnie, que parecía que no tendría límites debido al magnetismo de su personalidad sobre el escenario cuando estaba con su grupo, no logró despegar a pesar de contar con la posibilidad de grabar con los mejores músicos del momento.

En los últimos años, Ronnie era la imagen de una moda que en los albores de la industria del rock causaba sensación, como lo fueron los grupos de chicas; también fue la imagen de una víctima del machismo más recalcitrante en el negocio del espectáculo. Una historia parecida a la de Tina Turner pero sin la redención final.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: